La desconocida medida para bajar la hipoteca de casados y divorciados de manera inmediata

La desconocida medida para bajar la hipoteca de casados y divorciados de manera inmediata

Es una opción que poca gente conoce pero a la que se pueden acoger si cumplen una serie de requisitos.

Firma de un contrato o préstamoalvarog1970

Se trata de una opción desconocida para la gran mayoría de la población, y a la que, en determinadas situaciones, muchos podrían acogerse y liberarse de ciertas cargas hipotecarias en algunos momentos gracias al conocido como Código de Buenas Prácticas (CBP).

A este CBP se pueden acoger aquellas personas que mantengan una deuda hipotecaria con alguna entidad bancaria y se encuentren por debajo del umbral de exclusión. Para que el Estado considere que una persona se encuentra en esta situación extrema, se toman los ingresos personales anuales, además de otras circunstancias referentes a discapacidad, enfermedad o dependencia que pudieran tener los miembros del núcleo familia.

Pero, ¿cómo puede ayudar el CBP a los deudores hipotecarios? De acuerdo con lo que explica el Banco de España, este código sirve para reestructurar deudas hipotecarias, a las que sus deudores, por el motivo que sea, no pueden hacer frente.

Con el objetivo de poder saldar la deuda de una forma algo más cómoda y sin tener que perder la vivienda de la que se es titular, existen varias fórmulas, aunque todas ellas se encuentran enfocadas a personas mayores de 60 años y a las unidades familiares en las que haya:

  • Deudor
  • Cónyuge no separado legalmente o pareja de hecho
  • Hijos que residan en la vivienda, sea cual sea su edad
  • Algunos casos especiales

Pero el CBP no solo actúa en estos supuestos, sino que también puede servir para determinados casos especiales, especificados por el Banco de España, como pueden ser, en los que haya por medio una separación de hecho, y con lo cual no haya una sentencia de divorcio o separación legal. 

Para beneficiarse del CBP en este caso, el cónyuge no conviviente tendría que incluirse para realizar el cálculo del umbral de exclusión. En el caso de que en la vivienda del deudor residan nietos, no se tendrán en cuenta, salvo que "existiera formalmente una relación de acogimiento familiar".

Igualmente, los padres del deudor no se considerarán parte de la unidad familiar aunque convivan en la misma vivienda. Del mismo modo, para calcular el umbral de exclusión no se tendrán en cuenta a otras personas empadronadas en la misma vivienda y que no sean titulares de la propiedad, ni tengan relación familiar con el deudor.

Qué ocurre en caso de divorcio

En el supuesto de que un matrimonio se divorcie y así conste legalmente, ambos deberán encontrarse en el umbral de exclusión para poder acogerse al CBP. En cambio, si uno de ellos se queda con la vivienda y la hipoteca, solo tendrá efecto en el caso de que el banco acepte previamente dicho pacto. Esto significa que, en el caso de que el banco no dé su aprobación, ambos continuarán como deudores de la hipoteca.

La fuerza de nuestro futbol
Un proyecto de Santander

Con todo, desde el Banco de España señalan varios aspectos clave y que se deben cumplir para poder atenerse al Código de Buenas Prácticas, como por ejemplo, que la vivienda hipotecada sea la habitual y que tenga un precio inferior a 300.000 euros. Al mismo tiempo, el importe mensual del préstamo tiene que superar la mitad de los ingresos que entran en la unidad familiar, sin ser mayor a tres veces el IPREM al año.