Estos son los seis pueblos que se incorporan a la lista de los más bonitos de España en 2023

Estos son los seis pueblos que se incorporan a la lista de los más bonitos de España en 2023

Se sumarán a las 106 localidades actuales a partir del 1 de enero.

VW Pics via Getty Images
Vistas desde el río de Arties en Lleida.VW Pics via Getty Images

Si este 2023 pensabas conocer los pueblos más bonitos de España, hay seis nuevos que deberías añadir a la lista. Durro, Arties y Garòs (Lleida), Castrojeriz (Burgos), El Burgo de Osma (Soria), y Trevélez (Granada) son los seis municipios que pasarán al listado de los pueblos más bonitos de nuestro país.

Estos nuevos pueblos se unirán a los 106 nombres que ya forman parte de la asociación a partir del 1 de enero de 2023 y trabajarán conjuntamente para dar a conocer la belleza turística de muchas localidades españolas.

“Estos seis nuevos pueblos se han comprometido a mantener y mejorar día a día, su belleza arquitectónica, su patrimonio cultural, sus tradiciones y su entorno natural”, afirmó el presidente de la Asociación de los Pueblos Más Bonitos de España, Francisco Mestre, en declaraciones a Europa Press.

A pesar de las numerosas candidaturas, la comisión de selección de estos pueblos determina que solo pueden entrar a formar parte de este listado si cumplen con 40 requisitos, entre ellos: el cuidado del patrimonio, la armonía del municipio, limpieza, conservación de las fachadas, circulación de vehículos, cuidado de flores y zonas verdes, la actividad cultural programada o la atención a las tradiciones.

Esto hizo que en 2022 solo un municipio lograra entrar en este listado: Puentedey (Burgos).

Estos son los que lo han logrado en 2023:

Durro (Lleida)

Durro cuenta con tan solo 80 habitantes y se encuentra en la ruta de pueblos del Vall de Boí, en pleno Pirineo catalán. Se trata de una pequeña localidad medieval con calles empedradas a 1.300 metros de altitud.

Entre sus solitarias y estrechas calles se encuentra Iglesia de la Natividad de la Madre Dios de Durro, una iglesia románica del XII que ha sido declarada patrimonio de la humanidad por la UNESCO con una torre de cinco pisos del mismo estilo que la del resto de localidades de la zona. Además, conserva su primitiva pila bautismal y hasta cinco retablos barrocos.

A unos 2km se encuentra la Ermita de Sant Quirc de Durro, también de estilo románico, con bóveda de cañón situada a 1.500 metros de altura, desde donde se puede vislumbrar el paisaje y la localidad desde arriba.

Vista de Durro en Lleida.
  Vista de Durro en Lleida.VW Pics via Getty Images

Arties (Lleida)

Siguiendo por el Pirineo catalán, en este caso en el Vall d’Aran a 1144 metros de altitud, se encuentra a Arties. Esta localidad entre la confluencia de los ríos Valarties y Garona.

De este pueblo con 486 habitantes destaca la iglesia románica del siglo XII de Sta. María de Arties, declarada Bien Cultural de Interés Nacional, con tres naves encabezadas por tres ábsides de los cuales se mantienen solo los dos laterales. En su interior hay varios retablos barrocos del siglo XVIII y murales de autor desconocido datados del siglo XVI pero es especialmente destacable un retablo original del siglo XV que representa la vida de la Virgen María y que es considerado una de las obras pictóricas más destacables del Gótico.

También se pueden visitar en la localidad restos del castillo de Arties o Entrasaigües; la torre y la capilla de la Casa de los Portolà, del siglo XVI; o los Baños de Arties.

A romanesque church in Salardu town, in Lerida province, Spain, taken in june 2021
  A romanesque church in Salardu town, in Lerida province, Spain, taken in june 2021ondacaracola photography via Getty Images

Garós (Lleida)

También en esta zona, conocida como el municipio del Alto Arán y que incluye tanto Arties como otras ocho localidades, se encuentra Garós. A 1115 metros de altitud este pueblo es perfecta para perderse entre el Pirineo catalán en la orilla derecha del Garona.

En Garós solo hay 136 habitantes censados, lo cual hace que no pierda su encanto y su tranquilidad. En él se puede visitar la iglesia parroquial de San Julián, construida en el siglo XII y reformada en el siglo XV, en la que se mezclan elementos del románico y del gótico. En su interior alberga un cristo de talla, una imagen gótica de la Virgen y una cruz de plata procesional.

La leyenda cuenta que en el interior de esta iglesia se guardaba una calavera de tres metros del gigante Gegant Mandrónius que luchó en la aldea aranesa de Betlán contra la invasión de los romanos.

Vista de Garós en el Val d'Aran.
  Vista de Garós en el Val d'Aran.Angel P.S. via Getty Images

Castrojeriz (Burgos)

Este pueblo nacido al amparo del Camino de Santiago a su paso por la comarca del Odra-Pisuerga es la localidad más larga longitudinalmente de la ruta jacobea con casi dos kilómetros atravesados por una única calle. Tal es la importancia del camino que en su origen contaba con siete hospitales para peregrinos —Nuestra señora del Manzano, San Lázaro, del Pilar, San Andrés, Santa Catalina, la Inmaculada y San Juan— ya que llegaban en muy mal estado de salud desde Roncesvalles.

Entre su rico patrimonio cabe destacar el Castillo de Castrojeriz, la Casa El Fuerte, la Torre, la iglesia parroquial de Santa María, San Juan y Santo Domingo, la iglesia de Nuestra Señora del Manzano y el Monasterio de Santa Clara.

En la iglesia de Nuestra Señora del Manzano se ubica actualmente el Museo de Arte Sacro, donde se encuentran joyas artísticas como la talla de la virgen policromada del siglo XIII a la que el rey Alfonso X atribuía diversos milagros.

Vista de Castrojeriz (Burgos).
  Vista de Castrojeriz (Burgos).Xulio Villarino via Getty Images

El Burgo de Osma (Soria)

Por muchos conocido, este municipio soriano alberga las localidades históricas de la ciudad de Osma, el núcleo medieval, y El Burgo de Osma, la villa adyacente creada a partir de la diócesis.

Este municipio cuenta con el reconocimiento de Villa de Interés Turístico y Conjunto Histórico Artístico debido principalmente a la Catedral de Nuestra Señora de la Asunción, que mezcla los estilos románico, gótico y renacentista en distintos elementos de su edificio, y al Castillo de Osma, de los siglos X, XI y XVIII desde el que se puede ver todo el pueblo y el desfiladero.

Entre el importante patrimonio que esconden sus calles también destacan la muralla del siglo XV, el Hospital de San Agustín de los siglos XVI y XVII, la Universidad de Santa Catalina (siglo XVI), el Seminario Diocesano Sto. Domingo de Guzmán (siglo XVIII) y el Palacio Episcopal, entre otros muchos enclaves.

Plaza de la Catedral en El Burgo de Osma.
  Plaza de la Catedral en El Burgo de Osma.Alf via Getty Images

Trevélez (Granada)

En el Parque Natural de Sierra Nevada, en la comarca de la Alpujarra granadina se encuentra la localidad de Trevélez. Con sus casi 1.500 metros de altitud se trata de una de las más altas de España y la más alta del sur de la Península. Además, también es de las más antiguas, ya que en ella hay asentamientos neolíticos.

La llegada de los árabes al municipio hizo que se convirtiera en un punto fundamental para el sistema de regadío por terrazas, que ellos perfeccionaron. Su enclave lo hace perfecto para disfrutar de las rutas naturales a su alrededor, entre las que destacan: las de Chorillo, Horcajo, Molino Altero o la de las Siete Lagunas.

Dentro del municipio es casi obligado probar su típico jamón de Trevélez y visitar la iglesia de San Benito y la Ermita de San Antonio y de La Virgen de Las Nieves.

Calles de Trevélez, en Granada.
  Calles de Trevélez, en Granada.jacquesvandinteren via Getty Images