Dubái pierde 30.000 maletas de turistas

Dubái pierde 30.000 maletas de turistas

La ciudad emiratí sufrió fortísimas tormentas y precipitaciones durante la pasada semana que generaron un gran caos en el aeropuerto de Dubái.

Aeropuerto de DubáiCorbis via Getty Images

Las históricas tormentas que golpearon Emiratos Árabes Unidos (EAU), y una de sus principales ciudades, Dubái, han tenido devastadoras consecuencias para miles de personas, tanto nativos como turistas, que se han encontrado un panorama que poco o nada tenía que ver con el esperado.

El caos generado en la ciudad emiratí provocó que miles de personas que tenían pensado disfrutar durante unos días de los lujos, vistas y servicios de EAU, se vieran obligados a modificar drásticamente sus vacaciones, y no solo por el mal tiempo, sino también por el desconcierto presente en el aeropuerto de la ciudad.

Este desconcierto se tradujo en la acumulación de más de 30.000 maletas en el aeropuerto de Dubái, tal y como confirmó la aerolínea estatal Fly Emirates, que reconoció que se produjo una congestión de maletas "sin precedentes".

Hay que destacar que el presidente de la compañía, Tim Clark, ha sido el primero en entonar el 'Mea culpa' y se dirigió a los clientes pidiéndoles sus "más sinceras disculpas" como consecuencia del caos provocado por las fuertes tormentas y precipitaciones -las más graves en 75 años- y por tener que modificar sus viajes.

Y es que, solo durante el martes 16 de abril la compañía tuvo que suspender hasta 400 vuelos, desviar y retrasar otros muchos, debido a la escasez de personal y suministros. Por ello, Fly Emirates tuvo que suspender la facturación de los pasajeros con destino a Dubái, programando nuevos vuelos a los destinos con un mayor número de desplazados.

Por su parte, Clark ha solicitado paciencia a sus clientes, ya que tardarán varios días en poder resolver la situación y conseguir que los equipajes lleguen a sus dueños. Ante esto, ha asegurado que la gestión llevada a cabo por la aerolínea "ha estado lejos de ser perfecta".

“Reconocemos y comprendemos la frustración de nuestros clientes por la congestión, la falta de información y la confusión en las terminales”, señaló en el comunicado. Y fue más allá al considerar "inaceptables" las "largas colas y los tiempos de espera" que tuvieron que afrontar sus clientes.

Pese a todo, agradeció a todo el equipo de la compañía por el esfuerzo extra realizado durante estos días, y aseguró que ya "han aprendido" con el objetivo de "corregir las cosas y mejorar" para futuras situaciones similares.

La fuerza de nuestro futbol
Un proyecto de Santander

A través de redes sociales han sido muchos los clientes que se han mostrado críticos con la aerolínea, destacando las largas colas -de más de 20 horas en muchos casos-, que tuvieron que afrontar muchos de ellos. Otros tantos aseguran que no recibieron ningún tipo de ayuda de Emirates y tuvieron que reservar sus billletes de vuelta a casa por sí mismos.