La razón por la que los parques Disney son el segundo mayor comprador de pólvora en EEUU

La razón por la que los parques Disney son el segundo mayor comprador de pólvora en EEUU

Disney World es el lugar ideal para los amantes de las atracciones, los personajes de esta industria y, también, de los fuegos artificiales.

El castillo de Cenicienta con fuegos artificiales en Walt Disney World Resort, en Florida.Todd Anderson/Disney Parks via Getty Images

Los parques de atracciones Disney World son el lugar ideal para los amantes de las atracciones, los personajes de esta industria y, también, de los espectáculos de todo tipo, incluidos los fuegos artificiales, que se han convertido en uno de los atractivos de estos parques, que atraen cada año a millones de visitantes. 

Para que todo ello sea posible, Disney World se ha convertido en el segundo mayor comprador de pólvora en Estados Unidos, solo por detrás del Ministerio de Defensa estadounidense, según ha publicado Boardwalk Times

Uno de los principales motivos por los que la pirotecnia se ha convertido en una seña de identidad en estos parques radica en que, desde hace décadas, en cada introducción de sus películas se puede ver al famoso palacio acompañado por fuegos artificiales. Y esta experiencia es la que replican cada noche en sus parques.

Disney cuenta con seis parques en Estados Unidos, y todos realizan algún tipo de espectáculo pirotécnico cada día. Algunos de estos espectáculos, según el mismo medio, cuestan entre 41.000 y 55.000 dólares por noche. En total, suman unos 50 millones anuales.

Estas cifras puedes parecer astronómicas, pero las estadísticas de visitantes de Disney World también lo son. En 2019, la suma de los diferentes espacios de Disney World ascendió hasta los 58,7 millones de visitantes. Este fue un gran año para Disney, pero incluso en 2021 y 2022 logró 36,21 y 47,05 millones respectivamente. 

Espacio Eco
Un proyecto de Ecoembes

En el caso de Disney World, ofrece tres tipos de entradas. La más básica sólo da acceso a un parque y, en temporada baja, una entrada de dos días cuesta 252 euros. En temporada alta, esa misma entrada sube hasta los 346 euros por persona. A esto hay que sumarle el coste del alojamientos, gasto en merchandising y comida.