Madrid sorprende con su primer aceite de oliva con denominación de origen

Madrid sorprende con su primer aceite de oliva con denominación de origen 

El Gobierno madrileño ha asegurado que invertirá en 2024 1,4 millones de euros en ayudas.

Botellas de aceite de olivaGetty Images

La Comunidad de Madrid dio a conocer el pasado lunes la Denominación de Origen Protegida (DOP) Aceite de Madrid, un sello de calidad otorgado por la Comisión Europea en marzo del pasado año y que permitirá comercializar una cosecha de 3.145 toneladas para esta campaña con la acreditación de este sello de calidad.

"Hoy es un día muy importante para la agricultura y para el campo madrileño", ha destacado el consejero de Medio Ambiente, Agricultura e Interior, Carlos Novillo, durante el acto de puesta de largo en la Real Casa de Postas para dar la bienvenida a la primera temporada ya con la producción dentro de la Denominación de Origen Protegida de Aceites de Madrid. "Estamos seguros de que va a ser un éxito", ha destacado.

El consejero ha participado en una cata donde se han degustado las diez marcas que se encuentran bajo este sello de calidad, pertenecientes a ocho municipios. "El aceite es historia de la Península Ibérica, historia de Madrid, historia del Mediterráneo, y cada vez se hace con más cuidado y más calidad. Y ahí, tanto en la investigación del IMIDRA (el Instituto Madrileño de Investigación y Desarrollo Rural, Agrario y Alimentario) como en la Dirección General de Agricultura, apoyando a nuestros olivareros y las almazaras, pues tenemos el resultado de hoy, que es una historia de éxito", ha subrayado.

Para la campaña actual se han contabilizado más de 3.145 toneladas y, por primera vez, se comercializará con esta distinción concedida por la Comisión Europea hace un año. El proceso para alcanzar este reconocimiento, tras un intento fallido en 2016, comenzó en octubre de 2019, cuando el Ejecutivo autonómico inició esta petición junto al Consejo Regulador de la Denominación de Origen Aceite de Madrid.

Un sello de calidad que "da seguridad" y reconoce la calidad y esfuerzo de los olivareros de la región elevando este producto al 'top' de la calidad. "Detrás hay un trabajo enorme y un control de calidad muy exhaustivo por parte de las autoridades europeas, que son las que nos otorgan esta denominación de origen y que, sobre todo, lo que se ha trabajado es en esa calidad, no tanto en cantidad como en esa calidad y, por tanto, pues le da garantía al consumidor de que está consumiendo un producto único", ha indicado Novillo.

En concreto, en la Comunidad hay más de 30.000 hectáreas de olivos repartidos por casi un centenar de municipios, principalmente en las comarcas de La Campiña, Las Vegas y Suroccidenta, y más de 4.000 productores olivareros. Para ayudar al sector, el Ejecutivo regional ha aumentado su presupuesto en medio millón de euros para este año, alcanzando 1,4 millones, ante la previsión de que se sumen más agricultores a esta iniciativa (en 2023 se beneficiaron 700 agricultores). A ello hay que añadir otros 135.000 euros destinados al Consejo Regulador.

Además, las almazaras madrileñas han recibido en los dos últimos ejercicios más de 775.000 euros, gracias a la subvención para Inversiones en Industrias Agroalimentarias. Igualmente, desde el Instituto Madrileño de Investigación y Desarrollo Rural, Agrario y Alimentario (IMIDRA) se han realizado diferentes investigaciones que han hecho posible este reconocimiento.

Los productores no quieren que aumente el precio

El presidente de la DOP Aceite de Madrid, Rafael Gómez Tobar, ha subrayado que este sello supone "un espaldarazo definitivo" para el olivar madrileño y ha augurado una buena campaña. "Las perspectivas de este año, sinceramente, pues estamos todos muy animados", ha indicado pero con "el temor de que te venga un golpe de calor" y todo lo conseguido se "vaya al traste".

En cualquier caso, se ha mostrado optimista con una nueva campaña en la que está previsto que aumente la producción, lo que ayudará, según ha dicho, a que bajen los precios. "Tampoco nosotros queremos que el precio esté disparado, porque este consumidor que se nos va del aceite a otros productos es muy difícil que venga. Y entonces creemos que el aceite es un producto que tiene que estar al alcance de todos, no puede estar al alcance de todos porque necesitamos a todo el mundo", ha subrayado.

Espacio Eco
Un proyecto de Espacio Eco

Bajo este sello de calidad se engloban diez marcas representativas de ocho localidades. Se trata de Aljamo (Arganda del Rey); Thermeda Oleum (Tielmes); Frutos Verdes de Posito y Valleherboso (Villarejo de Salvanés); Molino de Titulcia (Titulcia); O Laguna de Blas (Villaconejos); Los Verdinales (Carabaña); Apis Aurelia (Colmenar de Oreja); Alma de Laguna (Villaconejos), y La Lebrera (Valdilecha).