Vicco rompe su silencio y responde a los que le dijeron 'facha' por no criticar a Ayuso

Vicco rompe su silencio y responde a los que le dijeron 'facha' por no criticar a Ayuso

La artista catalana admite que se ha "apartado" de las redes sociales tras sufrir la cultura de la cancelación por sus supuestas preferencias políticas

Vicco, durante Los 40 Music Awards de este añoALDARA ZARRAOA

Tres semanas después de convertirse en trending topic y ser acusada en redes sociales de facha, Vicco ha roto este martes su silencio para explicar sus posiciones políticas y contar cómo ha digerido la campaña de descrédito que ha sufrido en primera persona. 

La artista catalana, exparticipante del Benidorm Fest y autora del hit Nochentera, ha concedido una entrevista al diario El Mundo donde detalla por qué optó por no hablar mal de Ayuso en una entrevista o por qué eligió a Sánchez como la persona con la que nunca iría a cenar dentro de una serie de opciones entre las que también se encontraba Santiago Abascal. Vídeos que se volvieron virales tras la gala de Los 40 Music Awards, donde ella ganó el premio a la mejor artista revelación, y que la convirtieron en víctima de la denominada 'cultura de la cancelación'. 

En la entrevista, Vicco ha asegura que no habla habitualmente de política "porque no controla mucho" y que ella se dedica a hacer música. Del mismo modo, tampoco le gusta hablar mal de nadie. Y fue por eso por lo que decidió no sacar ningún defecto a Ayuso cuando le preguntaron por ello. "Yo estaba jugando a un juego. Al final, son palabras sacadas de contexto totalmente porque nunca me he posicionado ni lo voy a hacer, porque hago música". 

Sobre su negativa a cenar con Sánchez, la catalana explica: "Cuando lo dije estaba jugando a elegir con quién tendría una cita. Puedo no querer tener una cita con Pedro Sánchez o con cualquier persona". 

Ante el revuelo por los vídeos, Vicco ha decidido "apartarse" de las redes y refugiarse en su familia y en la composición. "Esta situación se vive desde la impotencia de sentir 'pero si yo no he dicho nada'", asegura. Admite que como personaje público ha aprendido a que hay que "ir con cuidado", y por eso, en la misma entrevista, se niega a dedicarle una canción a Ayuso, a opinar sobre la ley de amnistía o a decir si es posible pertenecer al colectivo LGTBIQ+ y, a su vez, ser de derechas. "Es un debate muy largo", dice sobre esto último.