Armengol cree que "no es el momento" de abrir un debate entre monarquía y república

Armengol cree que "no es el momento" de abrir un debate entre monarquía y república

Cree que España es una democracia "madura", pero que la crispación impide hablar de ello

La presidenta del Congreso, Francina ArmengolEuropa Press via Getty Images

La presidenta del Congreso, Francina Armengol, considera que la española es una "democracia madura" en la que se puede hablar y debatir de todo, incluido un eventual cambio en el modelo de Estado para pasar de la actual monarquía parlamentaria a un sistema republicano.

Una cuestión para la que España estaría preparada, pero dejando claro que "no es el momento" de abrir ese melón. De hecho, tras la la abdicación de Juan Carlos I en 2014, la propia Armengol fue defensora de organizar un referéndum sobre la Monarquía en España para elegir el modelo del Estado.

Armengol ha indicado que, efectivamente, aquel debate se abrió coincidiendo con el cambio en la Jefatura del Estado y ha dejado claro que a ella no le "asusta" porque la nuestra es una democracia "madura".

"En España se puede hablar y opinar de todo y luego tienes que seguir las normas", ha señalado, mostrándose partidaria de actualizar la Constitución en varios puntos como la transformación de Senado en Cámara territorial, la inclusión de referencias a la Unión Europea, el blindaje de derechos como la vivienda o la salud o asuntos relativos a la utilización de nuestros datos personales.

Según ha destacado, ella misma, que tiene 52 años, es parte de los millones de españoles que no participaron en los debates constitucionales y cree que "es sano" hablar de todo para fortalecer precisamente la democracia. Eso sí, ha puesto en duda que, dada la crispación actual que existe en el Congreso de los Diputados, haya un clima favorable para abordar este tipo de reformas de hondo calado y que implican una reforma en profundidad de la Constitución, con todo lo que implica.

"La Constitución española es maravillosa, ha permitido los mejores 45 años de la historia de España y dice con qué mayorías se modifica. Ahora, si no somos capaces de no insultarnos, no sé si somos capaces de sentarnos y hablar de todo", indicaba abogando por ir "tejiendo", "pasito a pasito" para poder afrontar todos los debates que haya que abrir pero incidiendo en que "ahora no es el momento" de hacerlo.

"Feijóo tiene miedo a Puigdemont"

En el mismo acto, Francina Armengol ha advertido de que Alberto Núñez Feijóo puede tener "miedo" de que el expresidente Carles Puigdemont desvele el contenido de sus conversaciones con los el PP en el marco de las negociaciones con Junts para la investidura del primero.

La tercera autoridad del Estado ha confesado su "sorpresa" por el giro - ya corregido - del PP con respecto al independentismo. 

"Si tiene miedo de algo, es porque ha hecho algo que no ha querido explicar y ha dicho lo contrario a la gente", indicaba al respecto.

"En política a mí eso me parece muy malo", ha aseverado Armengol, que apuesta por "mirar a la cara a la gente" y explicar lo que cada partido piensa sobre el conflicto catalán. "Eso es la política, mirar a los ciudadanos y decirles la verdad y, si no puedes decir todo el tiempo la verdad y ser coherente es cuando tienes un problema", indicaba

La mayoría de los españoles quieren elegir

Lo cierto es que la mayoría de los españoles quieren elegir la Jefatura del Estado. Así lo indica un sondeo que realizó hace unos meses la encuestadora Simple Lógica para elDiario.es, coincidiendo con la jura de la Constitución de la princesa Leonor.

En concreto, el 51% de los encuestados explicaba que quiere que se celebre un referéndum sobre la monarquía, frente al 43,2% que considera que es una cuestión que no debería someterse a votación.

Además, el 50,5% de los encuestados en octubre decía estar "poco o nada” de acuerdo con que la jefatura del Estado sea un cargo hereditario mientras que el 43,9% defendía que la Corona se transmita de padres a hijos.

Más allá del querer elegir el modelo de la Jefatura del Estado, lo cierto es que tanto Monarquía como República quedarían empatadas. La citada encuesta revelaba que, de producirse ese referéndum, el 44,7% de los españoles apoyaría la república frente a un 43,5% de la población que votaría por el sistema actual.

También te puede interesar...