El rey pide en el Congreso trabajar por una España “sin divisiones ni enfrentamientos”

El rey pide en el Congreso trabajar por una España “sin divisiones ni enfrentamientos”

Felipe VI recuerda en la apertura de la legislatura el deber de "legar a los jóvenes un país más sólido y unido" y asegura que reivindicar la Constitución no es "mirar atrás con nostalgia".

Los reyes Felipe y Letizia junto a la princesa de Asturias, Leonor, y el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez (i) a su llegada a la solemne apertura de la XV LegislaturaEFE

El rey Felipe VI ha asegurado este miércoles en el Congreso de los Diputados que es una “obligación” de todas las instituciones trabajar por una España “sólida y unida, sin divisiones ni enfrentamientos” tras recordar que el entendimiento fue el motor que dio pie al pacto constitucional de 1978. 

Durante la sesión solemne de la apertura oficial de la XV Legislatura, el monarca ha aludido al reciente juramento de su hija, la princesa Leonor, para señalar que el compromiso de los diputados y senadores elegidos en las últimas elecciones generales del 23-J es "legar a los jóvenes una España más solida y unida".

Tomando como hilo conductor de su discurso las aspiraciones de la generación de la princesa Leonor, presente también en el Congreso junto a la reina Letizia, el rey ha subrayado que los jóvenes siempre miran hacia el futuro "con la promesa de algo mejor".  "Pero, para afrontar ese futuro con confianza, precisan de un marco democrático como el que representa la Constitución y necesitan recibir una España cohesionada y unida", ha dicho durante su discurso ante todos los parlamentarios, a excepción de los representantes de ERC, Junts Bildu o BNG. 

Para los jóvenes, según el rey, "la democracia ya no es una aspiración, sino una realidad en la que se han formado como personas". Pero también les ha recordado a ellos que esa Constitución que no votaron es la que garantiza en España los valores democráticos de la "igualdad, la Justicia y el pluralismo político". Unos preceptos que "no están anclados en el pasado y que deben proyectarse permanentemente hacia el futuro", ha advertido.

  El rey Felipe es aplaudido por la reina Letizia, la princesa Leonor (d) y la presidenta del Congreso, Francina Armengol (i) tras pronunciar el discurso de apertura de la XV Legislatura de las Cortes GeneralesEFE

Apelando al espíritu del 78, el rey también ha expresado que la Transición fue un gran ejemplo para "la búsqueda del entendimiento y el reconocimiento de nuestras diferencias". Y en un momento de gran crispación política, Felipe VI ha reivindicado que recordar este hecho y reivindicar la Constitución "no es mirar atrás con nostalgia". 

"Es una reafirmación de nuestras mejores capacidades como país. Ellos nos dejaron una Constitución, que es el alma y libertad de nuestra democracia. Y una España serena, ilusionada y confiada en su futuro. Fue todo un legado de grandeza, responsabilidad y sentido de la historia", ha concluido.

Las palabras del rey han sido recibidas en el hemiciclo del Congreso de los Diputados por un fuerte aplauso de todos los presentes, aunque con algunas excepciones como el portavoz del PNV, Aitor Esteban, o la portavoz de Sumar, Marta Lois.