ETA entra en la campaña vasca y se derrite tal cual aventuró Eguiguren: como la nieve

ETA entra en la campaña vasca y se derrite tal cual aventuró Eguiguren: como la nieve

Pese a copar toda la atención tras unas declaraciones del candidato de EH Bildu, ETA no fue objeto de discusión en el gran debate de la cadena pública vasca. 

Los candidatos y candidatas a lehendakari, en el debate de anoche.EFE / Miguel Toña

Decía el socialista Jesús Eguiguren en 2018, cuando ETA anunció su disolución – el cese definitivo de la actividad armada sucedió en 2011 – que le traía “bastante sin cuidado” si quienes le habían “perseguido toda la vida” le pedían perdón o no. “A ETA se le ha pedido que se disuelva y entregue las armas, y ha entregado las armas y se ha disuelto”, comentaba entonces. Para el que fuera uno de los principales artífices de la paz tras años de conversaciones con Arnaldo Otegi en un caserío en Elgoibar, lo importante era que la banda terrorista hubiera “dejado de pegar tiros”.

Dos años después de aquello, en el décimo aniversario del fin de la violencia armada, la izquierda independentista vasca firmaba la Declaración del Dieciocho de Octubre, un documento en el que por primera vez hacían una “mención específica a las víctimas causadas por la violencia de ETA”. En el documento, trasladaban su “pesar y dolor por el sufrimiento padecido”. “Sentimos su dolor, y desde ese sentimiento sincero afirmamos que el mismo nunca debió haberse producido, a nadie puede satisfacer que todo aquello sucediera, ni que se hubiera prolongado tanto en el tiempo”, aseguraban.

Y proseguían: “Desgraciadamente, el pasado no tiene remedio, nada de lo que digamos puede deshacer el daño causado, pero estamos convencidos de que es posible al menos aliviarlo desde el respeto, la consideración y la memoria. Queremos decirles de corazón que sentimos enormemente su sufrimiento y nos comprometemos a tratar de mitigarlo en la medida de nuestras posibilidades. Siempre nos encontrarán dispuestos a ello”.

Horas antes de afirmar en la Cadena SER que ETA era un “grupo armado”, el candidato de EH Bildu, Pello Otxandiano, hizo alusión a la Declaración del Dieciocho de Octubre cuando el candidato del PSE, Eneko Andueza, le pidió que condenase el terrorismo. Sucedió en el debate organizado el lunes por la mañana por El Diario Vasco, aunque no tuvo apenas repercusión mediática. “Lo fácil”, dijo allí Otxandiano, “es condenar y lo difícil es asumir responsabilidades políticas”.

El candidato de EH Bildu manifestó que, “afortunadamente, en 2024 ETA no existe, estamos en un tiempo nuevo”. “Y esto”, explicó, “no consiste en construir el futuro a espaldas del pasado”. “Hay que mirar el pasado, leer todas las páginas y construir una memoria plural y una convivencia basada en el respeto de todos los derechos humanos”, señaló para añadir que conviene “salir de los marcos de la derecha”. Otxandiano hizo referencia entonces a las palabras de Patxi López, que en enero de este año afirmó estar “harto de que se pasee el fantasma de ETA cuando alguien no sabe que decir para atacar a los socialistas”. “ETA desapareció afortunadamente de nuestras vidas hace más de diez años”, recordó aquel día el portavoz socialista.

El terrorismo de ETA, gran ausente desde del inicio de la campaña electoral, ha entrado con fuerza en esta última semana, en un momento en el que las encuestas coinciden en aventurar una victoria de EH Bildu en los comicios que se celebran este domingo. Aunque sucedió ya en el debate del medio vasco, lo hizo con mayor ímpetu en la ya mencionada entrevista a Pello Otxandiano en Hora 25, la noche del martes. El periodista Aimar Bretos preguntó: “¿ETA fue un grupo terrorista?” “ETA fue un grupo armado, las denominaciones pueden ser diversas, la violencia de Estado también puede tener diferentes títulos, pero no creo que esa sea la cuestión”, contestó el candidato abertzale.

Esa afirmación sirvió para que el conjunto de fuerzas políticas que compiten en las elecciones vascas saliese en tromba a censurar las palabras de Otxandiano. Lo hizo incluso la portavoz del Gobierno, Pilar Alegría, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros. “Todos los españoles sabemos muy bien que ETA fue una banda terrorista, y no reconocerlo así no es solo cobarde, sino que es un absoluto desprecio por las víctimas, hacia la sociedad española y vasca”, comentó.

En el CIS Preelectoral del País Vasco, publicado en marzo, interpelados por el principal problema que existe actualmente, tan solo el 0,2% respondió “el terrorismo” o “ETA”, datos muy parecidos a los mostrados en el último Deustobarómetro, donde “el terrorismo” figuró como un problema para únicamente el 0,5% de las personas encuestadas. Ambos sondeos coincidieron en señalar, por ejemplo, la Sanidad como uno de los principales problemas. Este asunto, junto con el de la vivienda o los pactos postelectorales han sido los temas principales de campaña en una sociedad donde ETA, desde su desaparición, ya no inquieta. Ni siquiera el PP ha hecho demasiadas alusiones al terrorismo, al contrario de lo que sucede en la política estatal. Tampoco Vox, ofuscados con la inmigración. Quien sí lo ha hecho en varias ocasiones ha sido Eneko Andueza, el candidato socialista, para, entre otras cosas, explicar el veto a un pacto con EH Bildu si estos, como apuntan las encuestas, llegaran a tener la oportunidad de gobernar.

El escaso interés que generan en el País Vasco las referencias a ETA se ha evidenciado en el debate de anoche en la cadena pública vasca, el único en el que han participado todos los cabezas de lista. Nadie, excepto la candidata de Vox, de manera aislada y en contadas ocasiones, ha introducido a ETA en la discusión. Tampoco Eneko Andueza, que sí lo había hecho en disputas anteriores.

Espacio Eco
Un proyecto de Espacio Eco

Eguiguren hablaba de la nieve como metáfora del fin de la violencia. En un jardín durante una entrevista con Jordi Évole, el socialista se dirigió al periodista: “¿Ves este parque nevado? En una semana ya no habrá nieve, desaparecerá, así pasará con ETA. Y la gente se preguntará: ¿Cómo se fue? Pues como la nieve”.