Sánchez se defiende de las acusaciones de Feijóo: "Van listos si creen que van a quebrarme"

Sánchez se defiende de las acusaciones de Feijóo: "Van listos si creen que van a quebrarme"

Feijóo asegura que "La Moncloa" está siendo "investigada por corrupción" tras levantarse el secreto de sumario del caso que afecta a Begoña Gómez.

Foto de archivo de Pedro Sánchez en el Congreso.Europa Press via Getty Images

Primer cara a cara entre el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el líder de la oposición, Alberto Núñez Feijóo, tras levantarse el sumario del caso que investiga a Begoña Gómez tras una denuncia basada en siete noticias, muchas de ellas falsas.

Este martes, el PP calentaba en ambiente con una comparecencia de la 'número dos' del PP en la que exigía “responsabilidades políticas” al presidente del Gobierno después de conocerse que el juez que investiga a su esposa se dirige a ella en el sumario como "investigada".

"Desde el PP no vamos a prejuzgar nada, corresponde a los tribunales españoles y europeos, pero de lo que no se puede dudar es de que ni Sánchez, ni su Gobierno, ni su entorno se están comportando de una manera decente. Ni está a la altura de España, ni a la altura de los españoles", indicaba Gamarra llegando a dudar incluso del informe de la UCO de la Guardia Civil que aseguraba que no había indicios de delito alguno y olvidando decir que la condición de "investigada" de Gómez se deriva de la admisión a trámite de la querella que Manos Limpias y que legalmente tiene que mantenerse durante la fase de instrucción.

"Usted lo sabía y lo tapó", indicaba Alberto Núñez Feijóo durante su pregunta a Pedro Sánchez aludiendo a la fecha en la que Sánchez lanzó su carta a la ciudadanía. "Este Congreso le exige que explique esta investigación judicial que afecta a La Moncloa", insistía en línea de lo que indicaba Cuca Gamarra en la tarde del martes.

Por su parte, Pedro Sánchez respondía al PP aludiendo a la "máquina del fango" y señalando que Hazte Oír, "el de la motosierra", en referencia a Milei, Manos Limpias y Netanyahu diseñan "la política del PP: fango y más fango".

"Ni mil paladas de fango van a tapar sus pactos de la vergüenza", indicaba sobre los pactos entre PP y Vox en numerosos ayuntamientos y autonomías, así como la foto de Abascal, ausente hoy en el Congreso, para mantener una reunión de bajo nivel con el primer ministro israelí tras el reconocimiento de Palestina por parte de España.

Una cuestión en la que Feijóo no entraba, que seguía insistiendo en Begoña Gómez: "Hoy mismo salen nuevas informaciones sobre contratos e informaciones de su esposa. Usted lo sabia todo y lo tapó. ¿Usted cree que toda la prensa de nuestro país es fango?", indicaba sacando un papel con recortes de prensa en la que se recogen varias publicaciones al respecto.

"La semana pasada ocultó información a este Congreso cuando le pregunté si su mujer estaba siendo investigada", indicaba Feijóo en su contrarréplica. "No use más excusas, no use al pueblo argentino, no use usted la noble causa del pueblo palestino y la situación del pueblo israelí para no dar informacional pueblo español. La Moncloa está investigada por corrupción. Acabe con esto. No se puede seguir así", insistía.

Sánchez respondía a su interlocutor afeando que iba a venir a Madrid "a no enfangar", pero que estaba "chapoteando en el fango". "Usted puede seguir chapoteando en el fango que nosotros seguiremos gobernando. La maquina del fango tiene una finalidad bien clara: la ponen para poner los éxitos de nuestro país", insistía asegurando que, entre otras cosas, esa "máquina del fango" se pone en marcha para "tapar" los gobiernos del PP con Vox. "Ustedes lo hacen para quebrarme con su fango pero van listos. El 9 de junio volverán a perder las elecciones", indicaba.

La novedad: que Begoña Gómez figura como "investigada"

La 'novedad' relativa a Begoña Gómez es que figura como "investigada" en el caso. Un detalle, que ya se presuponía, pero que al levantarse el secreto de sumario ha revuelto a la derecha y la extrema derecha.

En concreto, en uno de los puntos del auto, al que ha tenido acceso este medio, se detalla que "sin perjuicio de que, en el presente momento procesal, no se acuerde la declaración de la persona investigada, y dado que se le atribuye dicha condición procesal, se considera, a los efectos de evitar la indefensión proscrita en el artículo 24 de la Constitución Española, necesario, que se le dé traslado del presente auto, a fin, de que, si lo estima conveniente, designe procurador y abogado que la represente, y puedan estar presentes, e intervenir, en su caso, en las diligencias que se acuerdan en esta resolución judicial".

Es decir, el juez trata a Begoña Gómez como "investigada" (término antes utilizado como "imputada") desde el mismo momento en el que se abrió la causa dado que le afecta a ella directamente y se investiga si hay indicios de delito tras las acusaciones.

En su artículo 24.2, la Constitución Española establece que todas las personas “tienen derecho a la defensa y a la asistencia de letrado, a ser informados de la acusación formulada contra ellos, a un proceso público sin dilaciones indebidas y con todas las garantías, a utilizar los medios de prueba pertinentes para su defensa, a no declarar contra sí mismos, a no confesarse culpables y a la presunción de inocencia”.

Si una persona es acusada de un delito y un juez admite a trámite la denuncia contra ella, hasta el punto de abrir diligencias previas, como ha sucedido con el caso de Begoña Gómez, tiene derecho a defenderse y solo puede hacerlo si es declarada investigada. De ahí que el juez Juan Carlos Peinado considere como tal a la mujer del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, desde que admitió a trámite la querella del pseudosindicado ultraderechista Manos Limpias.

Lo extraño no es que a Gómez se la considere “investigada”, sino “que no sea llamada a declarar”, tal y como publicaba este medio este martes y citando a numerosas fuentes jurídicas consultadas por El HuffPost, “es lógico que, si se admite una denuncia dirigida contra ella misma y sus actividades profesionales, se la considere investigada desde el minuto uno, pero no que no sea llamada a declarar, porque no se estaría garantizando su derecho a la defensa”.

Infiltrados
Un proyecto de Ikea

De ahí que consideren “anómalo” que el juez Peinado no acordara en su auto, fechado el 16 de abril, “la declaración de la persona investigada” y solo le recomendara la designación de un “procurador y abogado que la represente” para que “puedan estar presentes, e intervenir, en su caso, en las diligencias que se acuerdan” en la resolución judicial, “de las testificales de los directores de los medios de comunicación que han difundido las noticias que sirven de apoyo a la denuncia origen de las presentes diligencias previas”.