Vox profundiza su crisis en Baleares tras la dimisión de sus portavoces parlamentarios

Vox profundiza su crisis en Baleares tras la dimisión de sus portavoces parlamentarios

Idioa Ribas y Sergio Rodríguez se mantienen, en principio, dentro del grupo parlamentario.

Imagen de archivo de Santiago Abascal, líder de Vox.Eduardo Parra/Europa Press via Getty Images

La portavoz y el portavoz suplente de Vox en el Parlament balear, Idoia Ribas y Sergio Rodríguez, han presentado este lunes la dimisión de sus cargos, lo que abre una nueva crisis en el partido en Baleares.

Ribas y Rodríguez han formalizado su dimisión con la entrega de un escrito dirigido a la Mesa del Parlament y, según han confirmado a EFE, su intención de continuar en el grupo parlamentario.

La decisión tiene lugar después de que el pasado viernes Idoia Ribas, Sergio Rodríguez y Agustín Buades, también diputado autonómico, anunciaran la creación de una asociación, 'Avanza en libertad', aunque negaron cualquier división interna y mostraron su voluntad de continuar en el partido liderado por Santiago Abascal.

Vox logró en las pasadas elecciones autonómicas 8 diputados en la Cámara legislativa autonómica y pactó un programa de gobierno con el PP que permitió que Marga Prohens, sin mayoría absoluta, fuera investida presidenta de un Govern en solitario de los populares tras dos legislaturas de gobierno de Francina Armengol (PSIB-PSOE).

En enero pasado afloró en Vox la ruptura del grupo parlamentario y las desavenencias con la dirección nacional de cinco diputados 'rebeldes', entre los que se encontraban Ribas, Rodríguez y Buades, que votaron la expulsión del grupo del presidente del Parlament, Gabriel Le Senne, quien siempre ha contado con el firme apoyo de Madrid.

También exigieron la expulsión del grupo de la diputada y presidenta del partido en Baleares, Patricia de las Heras.

Aquella crisis se cerró con una tregua tras desistir los diputados díscolos de expulsar a sus compañeros y la dirección nacional de echar del partido a los sublevados.

Ahora se abre una nueva crisis con la decisión de Ribas y Rodríguez, quienes el pasado viernes, en un encuentro informal con periodistas parlamentarios, aseguraron que estaban en "sintonía" con Madrid.

Ribas señaló que Vox "no es una prioridad, sino una herramienta" para cambiar la sociedad a través de los principios políticos del liberal-conservadurismo.

A preguntas de los periodistas ha insistido en que la crisis vivida en Vox-Baleares estaba "superada" y que solo dejarían el partido si la actividad de su nueva asociación fuera muy exigente y no les dejara tiempo para desempeñar su actual función política.

La creación de esta asociación tiene como propósito "llenar el vacío" que existe en la sociedad de entidades y asociaciones que defiendan el ideario derechista, lo que no ocurre con la izquierda.

En el folleto de la nueva asociación figuran los tres diputados como únicos miembros: Ribas como presidenta, Rodríguez como vicepresidente y Buades como secretario.

Si la dirección nacional decidiera la expulsión de los tres diputados del partido, el grupo parlamentario de Vox quedaría con cuatro miembros, porque en un primer episodio de división interna el menorquín Xisco Cardona acabó como diputado no adscrito.

La fuerza de nuestro futbol
Un proyecto de Santander

El PP cuenta actualmente con 24 diputados y precisa de otros seis votos para alcanzar la mayoría que permite sacar adelante sus iniciativas en el Parlament baleares, situada en 30 escaños.