Desastre total con el fruto seco amado en España

Desastre total con el fruto seco amado en España

Según las primeras previsiones, la ausencia de lluvias mermará la producción de almendras, aunque serán de mayor calidad.

Almendro en florGetty Images

La ausencia de lluvias dará lugar a una campaña de almendras inferior a otros años: será ligeramente superior a las 4.000 toneladas, lo que supondrá un descenso del 9% con respecto a la campaña pasada. Así lo vaticinan las primeras estimaciones de La Unió recogidas por Europa Press, que aseguran que será una de las campañas más bajas del siglo.

De hecho, con estos números se van a volver a batir récords a la baja. La nueva cosecha marcará un descenso del 35% sobre la media del periodo entre los años 2000 y 2022. Sin embargo, hay buenas noticias pese al descenso: "La calidad es muy buena, mejor que la pasada campaña", asegura La Unió en un comunicado.

Los motivos de este descenso de la producción tienen que ver, principalmente, con la falta de lluvias durante los últimos meses. La ausencia de precipitaciones en invierno y primavera ha agravado la sequía persistente que prevalece en la mayor parte de las comarcas productoras de almendra y que ha afectado en mayor medida a la provincia de Castellón.

Por otro lado, también se debe a la falta de rentabilidad en las explotaciones, puesto que los precios de la campaña del año pasado fueron un 60% menores a los del año 2014-2015. Y cada año se reciben más almendras de California con precios más bajos, por lo que la situación está empezando a ser insostenible.

Competencia desleal por parte de Estados Unidos

Estados Unidos es el principal escollo, puesto que el precio de importación y la calidad son inferiores al de producción en España. El año pasado las almendras americanas se vendieron a 3,63 euros el kilo, lo que supone una bajada del precio del 26% con respecto a 2022.

La Unió explica que las importaciones son de menor calidad por los sistemas productivos que emplean, tal y como se demuestra con las detecciones de aflatoxinas. Por este motivo, abogan por "reforzar nuestras producciones y evitar una excesiva dependencia de las importaciones que hunden a nuestros productores".

Infiltrados
Un proyecto de Ikea

Consideran que la "injusta competencia desleal" está provocada, en parte, por grandes empresarios de la Comunidad Valenciana que utilizan la táctica de reducir la compra de almendra autóctona en favor de la importada. "Los productores de aquí reciben cada vez menos dinero por su esfuerzo de cultivar almendras, mientras que otros se llenan los bolsillos recibiendo además dinero público para sus inversiones", denuncia la Unió.