La Audiencia Nacional ignoró la orden de detención del líder de la 'Mocro Maffia'

La Audiencia Nacional ignoró la orden de detención del líder de la 'Mocro Maffia'

Según avanza la 'Cadena SER'. El fiscal alegó como riesgo de fuga la alta capacidad económica del huido, jefe de una banda que amenazó a la princesa holandesa, y que las autoridades judiciales de Países Bajos habían emitido contra él una OEDE y se estaba tramitando.

Captura del vídeo que facilitó la Policía Nacional el pasado 10 de enero de 2024 de la detención en Marbella (Málaga) del presunto cabecilla de la Mocro Maffia.Policía Nacional / EFE

La Audiencia Nacional ignoró la orden de detención que se estaba tramitando contra el supuesto líder de la 'Mocro Maffia' neerlandesa, Karim Bouyakhrichan, quien se fugaba ayer aprovechando un error de coordinación judicial. Así lo recoge la Cadena SER en una información este martes.

El fiscal de Málaga que se opuso a la puesta en libertad del líder de un grupo de la 'Mocro Maffia' holandesa Karim Bouyakhrichan, investigado en un juzgado de Marbella y que ahora se encuentra huido, alegó como motivos de riesgo de fuga su "alta capacidad económica" y que tenía pendiente en la Audiencia Nacional una reclamación de Holanda por narcotráfico.

En un escrito del pasado 1 de febrero, al que ha tenido acceso la Agencia EFE, el fiscal pidió a la Audiencia de Málaga -que finalmente dejó a Bouyakhrichan en libertad bajo fianza de 50.000 euros-, que rechazara su recurso contra el auto de 10 de enero por el que el juzgado de instrucción 4 de Marbella decretó su ingreso en prisión por "graves delitos" de blanqueo de capitales provenientes del tráfico de drogas y organización criminal.

El ministerio fiscal destacó el riesgo de fuga

En respuesta a ese recurso de apelación, el fiscal reclamó a la Audiencia de Málaga que confirmara el auto del juzgado, que, entre otras cosas, había apreciado riesgo de fuga por la falta de arraigo de Bouyakhrichan en España.

De nacionalidad marroquí, una "eventual fuga" a su país de origen "entorpecería de forma muy grave la investigación judicial, teniendo en cuenta su alta capacidad económica y los recursos de los que puede hacerse valer", decía el auto, según recoge el escrito.

A esto, el fiscal añadía en su escrito que las autoridades judiciales de Países Bajos habían emitido contra él una OEDE (Orden Europea de Detención y Entrega), que estaba tramitando el Juzgado Central de Instrucción 2 de la Audiencia Nacional, "habiendo sido formalmente solicitada su entrega a las autoridades de Países Bajos, siendo favorable el informe del Ministerio Fiscal, y del Juzgado de Instrucción nº4 de Marbella".

"Para poder garantizar todo ello, así como para evitar el supuesto de que el mismo pueda alterar pruebas en caso de quedar en libertad, y para evitar que pueda seguir cometiendo hechos de igual o similar naturaleza, se hace necesario el mantenimiento de la prisión provisional", concluía el fiscal.

La puesta en libertad

Tras recibir la OEDE, el juez de la Audiencia Nacional Ismael Moreno se puso en contacto con el juzgado de Marbella para preguntarle sobre la entrega de este investigado a Holanda, a lo que desde Málaga le pusieron impedimentos por tener abierta una causa en España.

Ante esto, y como las ordenes europeas de detención tienen un tiempo limitado para su ejecución, la Fiscalía Antidroga planteó entonces a Moreno que le pusiera en libertad por la reclamación de Holanda porque no se podía ejecutar, si bien permanecería preso por el procedimiento de Marbella, han informado fuentes de la Audiencia Nacional. Sin embargo, la Audiencia de Málaga finalmente estimó su recurso y en ese momento quedó en libertad en los dos procedimientos.

La fuerza de nuestro futbol
Un proyecto de Santander

Tras haberle puesto en libertad en el de la Audiencia Nacional, el juez Ismael Moreno recibió una ampliación de la OEDE de Holanda, lo que motivó que hace unos días le llamara a declarar, que es cuando no se presenta y el magistrado acaba dictando una orden de busca y captura contra él en esta causa.