Las claves para saber si tu vecino tiene una obra ilegal entre manos

Las claves para saber si tu vecino tiene una obra ilegal entre manos

Para realizar una obra, normalmente es el Ayuntamiento de la localidad en la que se encuentra el inmueble el que debe de otorgar la licencia, pero no es necesaria en todos los casos. 

Una persona realizando una obra en una vivienda.Getty Images

Las obras en una comunidad de vecinos nunca son de agrado para nadie, pero hay que pensar que igual que algún día te tocará aguantar la obra de las personas con las que convives en el edificio, otro día puedes ser tú el que tengas que hacer alguna reparación en tu vivienda.

Pero si se quiere saber si la obra que está realizando un vecino es legal o no, lo primero que hay que tener en cuenta es que para realizar una obra en casa normalmente es el Ayuntamiento de la localidad en la que se encuentra el inmueble el que debe de otorgar la licencia de obras, según recalca el portal Abogados365.com

Sin embargo, en el caso de pequeñas "obras", como pintar o cambiar el solado o alicatado, algunos Ayuntamientos establecen únicamente la obligatoriedad de informar de su realización, por lo que no se necesita un permiso. Otros, además, ni siquiere exigen la comunicación. Por ello, es posible que la obra que estén llevando a cabo los vecinos se considere dentro de ese grupo y no sea necesaria la licencia de obras, siendo perfectamente legal.

En cambio, el mismo portal resalta que en casos de obras de redistribución de la vivienda o cerramientos de patios, por ejemplo, no sólo es necesario que se informe al Consistorio, sino que además debe solicitarse un permiso de obras específico para su realización, por lo que en caso de no tenerlo esa obra sería ilegal. "Es en estos casos en los que normalmente nos interesará saber si se tiene licencia o no, para poder denunciar la obra ilegal y que se pare la misma", agregan. 

Mientras, en el caso de obras en una vivienda encuadrada en Comunidad de Propietarios, es siempre deber del propietario el informar de las mismas a la Junta de Propietarios, e incluso debe recabar el permiso de la misma para el caso de que las obras afecten, alteren o menoscaben elementos comunes. En esta situación, sin embargo, el problema recae en que la obligación de informar no está penada en caso de incumplirse

En este caso conviene tener en cuenta que sí está penada la falta de autorización cuando sea necesaria, por lo que si las obras afectan a elementos comunes y el vecino no pidió autorización para las mismas, la Junta de Propietarios puede exigirle que devuelva las cosas a su estado original. Si persista en su infracción, se le puede demandar solicitando tanto la reposición a su estado original como las indemnizaciones pertinentes por los daños que haya podido causar, aún cuando el Ayuntamiento le hubiese concedido la licencia de obras.

En la mayoría de municipios de España se obliga a los titulares de las licencias de obras a exponer en un lugar visible de la misma el número de licencia y el organismo que la concedió. De esta forma, si el vecino cumple con su deber, se puede saber si a priori tiene licencia. Pero en el caso de que no sea así, no es posible para comprobar la existencia de la misma, y menos aún que se esté cumpliendo con sus límites. 

La fuerza de nuestro futbol
Un proyecto de Santander

En estos casos, la única vía para la comprobación es la de la denuncia ante la Policía Local o Urbanismo, ya que ellos son los únicos que pueden acudir al domicilio de la obra y requerir la licencia y comprobar in situ si se está respetando, para en caso contrario parar la obra y tramitar la correspondiente denuncia.