Existe un botón nuclear de los chips en caso de invasión de China a Taiwán

Existe un botón nuclear de los chips en caso de invasión de China a Taiwán

Taiwán es responsable de producir el 68% de todos los chips avanzados del mundo, lo que lo hace crucial para la tecnología moderna.

Ilustración fotográfica tomada en Bruselas que muestra un ícono de ASML en un móvil, que también muestra la bandera de China.Jonathan Raa/NurPhoto via Getty Images

China advirtió la semana pasada a Taiwán de que volverá a "tomar contramedidas" si "las fuerzas secesionistas que buscan la independencia siguen provocando", y "hasta que se logre la reunificación completa del país". La tensión entre ambos países se volvió a poner a prueba este fin de semana en medio de las maniobras militares chinas alrededor de Taiwán. 

En este contexto, las dos principales empresas de chips avanzados tienen un plan en caso de invasión. Taiwan Semiconductor Manufacturing Co. -empresa de fabricación y diseño de semiconductores- y ASML Holding NV -el mayor socio de la firma asiática dedicado a la fabricación de máquinas para la producción de chips- disponen de medios para desactivar de forma remota los equipos en caso de que China invada Taiwán, según ha publicado Bloomberg

ASML ha instalado un "botón nuclear", según describe Executive Digest, que se podrá activar de forma remota para inutilizar las máquinas de fabricación de chips en caso de emergencia.

Así lo confirmaron después de que el Gobierno holandés cuestionara la posibilidad de una desactivación remota y se llevaran a cabo simulaciones para gestionar los riesgos de una posible invasión china de Taiwán. Esta medida es particularmente relevante considerando que Taiwán es responsable de producir el 68% de todos los chips avanzados del mundo, lo que lo hace crucial para la tecnología moderna, según el mismo medio. 

Infiltrados
Un proyecto de Ikea

La desactivación remota afecta a las máquinas ASML de radiación ultravioleta extrema (EUV), utilizadas en la producción de chips más pequeños y de mayor capacidad, esenciales para la inteligencia artificial generativa y usos militares. Las máquinas EUV, valoradas en más de 200 millones de euros cada una, son fundamentales para la producción de chips de próxima generación.