Un nuevo invento contra la sequía roba el espacio a los paneles solares

Un nuevo invento contra la sequía roba el espacio a los paneles solares 

El sistema se ha diseñado, además de para que sea lo más eficaz, también sea sencillo de instalar.

Imagen de archivo de un panel solar.Getty Images

La recolección de energía para nuestro hogar gracias a los paneles solares es sólo una de las ideas que pueden ponerse en práctica para adaptarnos al cambio climático. Otro de los bienes más escasos es, sin duda, el agua. 

Por eso, un equipo de expertos en ingeniería industrial, diseño y construcción ha puesto en marcha una tecnología que permite recoger el agua lluvia en los tejados de las casas para reutilizarla, compitiendo así, o conviviendo, quizás a largo plazo, con el espacio que ahora se destina a los paneles solares. Aunque la idea inicial ha sido del especialista en hidroelectricidad y gestión de caudales fluviales francés, Jean-Baptiste Landes.

La tecnología en cuestión no puede ser más sencilla en apariencia, una teja, aunque se trate un sistema la mar de sofisticado. Por eso, en la creación de este nuevo sistema para almacenar agua, bautizado como Cactile, se han implicado también profesionales del techado con la idea de que el sistema sea, además de lo más eficaz, sencillo de instalar.

La innovadora teja está diseñada para recoger el agua de lluvia, pero también para filtrarla y almacenarla. Sus inventores calculan que puede absorber el 96% del agua que fluye sobre la superficie de los tejados en que se haya implantado este sistema.

¿Y cómo funciona? Está fabricada en acero galvanizado, recolecta el agua por medio de unas entradas diseñadas a conciencia para que eviten el paso de desechos y hojas, realizando así un primer filtrado. La implementación de una nueva versión de estos recolectores promete mejorar aún más la calidad del agua recogida.

Además, esta tecnología incluye su propio sistema de almacenamiento, que cuenta con una capacidad de 40 litros de agua por metro cuadrado. Y la última cuestión que se ha tenido en cuenta en su diseño en el paso. Estas tejas no superan los 60 kilos por metro cuadrado que ocupan, incluyendo en esta cantidad el peso del agua que almacenan.

La fuerza de nuestro futbol
Un proyecto de Santander

A finales de este año se pondrá en marcha un proyecto piloto de Cactile y se calcula que las primeras instalaciones de este sistema se empiecen a hacer, tanto en edificaciones nuevas como en reforma de viviendas, están proyectadas para principios del 2025 y un piloto programado para finales del 2024. Con lo cual, en los tejados del futuro seguiremos viendo cada vez más paneles solares pero también otras tecnologías, como ésta encaminadas a aprovechar al máximo todo lo bueno que nos viene desde el cielo para hacer nuestras casas cada vez más sostenibles.