POLÍTICA

ETA asegura que no acepta renegar de su trayectoria de lucha

27/09/2013 19:58 CEST | Actualizado 20/10/2013 10:54 CEST
GTRES

La organización terrorista ETA manifiesta que "no puede aceptar" que tenga que "renegar" de su "trayectoria de lucha y asumir el relato de los opresores", pese a que aboga por abordar una "reconciliación nacional" para restañar heridas en el País Vasco.

En un avance del comunicado que publicará mañana el diario Gara, la organización terrorista aboga por iniciar "procesos como pueblo" para avanzar hacia la soberanía y la paz. ETA rememora el Gudari Eguna para tributar homenaje a sus militantes muertos y a sus familias, y utiliza el concepto de "reconciliación nacional", poco habitual hasta ahora.

Tras citar la tortura como uno de los elementos que restan legitimidad a quienes hablan de "suelo ético", censura expresamente la actuación del PSOE, que ha optado, según la organización terrorista, por "alejarse de toda iniciativa de paz".

ETA considera que sus motivaciones reales son otras: "Quieren tener prisionera a Euskal Herria entre el suelo que se construye sobre la violencia del Estado y el techo jurídico-político que le niega la palabra y la decisión", añade.

"PROCESO DE LIBERACIÓN"

Por otra parte, la banda considera que, tras los cambios de estrategia habidos en los últimos años en el movimiento independentista, se debe dar continuidad al proceso "de liberación".

"Es necesario un proceso como pueblo, que haga frente a todos esos ataques y que nos libere de una vez por todas de las cadenas que nos sujetan. Es necesario un proceso como pueblo para hacer nuestro camino de la mano de la soberanía y la justicia socia", agrega la banda terrorista.

Además, reclama grandes acuerdos y dice que lleva "largo tiempo tendiendo la mano a los estados para que entren en el camino de la paz" sin lograr resultado alguno.

Apunta que hay que estructurar un proceso "desde Euskal Herria y mirando a Euskal Herria" para poner la base de la "convivencia democrática" y avanzar en la "reconciliación nacional", al objeto de restañar heridas, y para abordar las consecuencias del conflicto y las situaciones de excepción relacionadas con la confrontación armada.

ETA "es consciente", según el avance del comunicado, de que la resolución global del conflicto necesita del concurso de los estados, para lo que apuesta por que los agentes y ciudadanos vascos hagan oír su voz al objeto de que aquellos den pasos.