TENDENCIAS
18/03/2019 09:57 CET | Actualizado 18/03/2019 10:13 CET

Nueve señales de alarma al empezar una relación, según abogados de divorcios

"Quizás sea más sano al principio de una relación sentir incertidumbre e inseguridad por la nueva persona que hay en tu vida".

PIXABAY

Un pequeño secreto: los abogados de divorcios dan muy buenos consejos sobre relaciones, no solo orientación legal. Por ello, la edición estadounidense del HuffPost se ha puesto en contacto con especialistas de todo el país para conocer las señales de alarma a las que hay que prestar atención cuando empiezas a salir con alguien. Evidentemente, nadie es perfecto, así que es probable que la persona con la que salgas coincida con dos o tres de estas señales, pero si son más, anda con ojo.

1. Habla muy pronto sobre vuestra boda o sobre el siguiente paso importante de la relación

“El actor Chris Pratt reveló en una entrevista de 2009 que supo al poco tiempo de conocer a su ahora exmujer Anna Faris que quería casarse con ella pronto: ’Tardé un tiempo en admitirlo porque habría sido raro decirle: ‘Quiero casarme contigo’ el primer día que la conocí. ¡Pero podría haberlo hecho!’. Resulta que esa clase de certeza no significa necesariamente que la relación esté hecha para durar. Es más, puede ser un indicador de que esa persona le resulta familiar, como sus viejas tendencias, viejas obsesiones y viejos problemas. Si quieres a alguien que te haga sacar lo mejor de ti, quizás no deba ser una persona que encaje como uno de tus viejos guantes. Quizás sea más sano al principio de una relación sentir incertidumbre e inseguridad por la nueva persona que hay en tu vida”. ―Liat Sadler, especialista en derecho familiar.

2. La descripción de su perfil de citas parece ficción

“Cuidado si el perfil que tiene tu cita en internet resulta ser ficción en su mayor parte. No es raro que la gente embellezca un poco su perfil para dar una mejor impresión, pero cuando descubres que un perfil está tan exagerado que parece una invención, huye. Si una persona no es sincera contigo desde el principio, no lo va a ser nunca”. ―Karen Covy, abogada y asesora de divorcios.

3. Se considera la víctima de todas sus relaciones fallidas

“Si tu cita describe a todas sus exparejas como ‘locas’, es una señal de que no es capaz de aceptar su parte de la responsabilidad en las relaciones. Es una alarma importante que no quiera asumir la responsabilidad en una relación contigo. Las relaciones requieren de esfuerzo por ambas partes. Una persona que se niega a asumir sus errores probablemente no está implicada por completo y tú tal vez acabes siendo quien trata de mantener la relación en marcha”. ― Morghan Richardson, abogada de divorcios.

4. No hay chispa sexual

“Al comienzo de una relación, el sexo o la conexión física no tienen por qué ser alucinantes para indicar que la relación tiene potencial. A menudo se producen intentos torpes e incómodos conforme la otra persona y tú os vais conociendo. Sin embargo, si no hay una sensación de emoción al principio por conoceros en la intimidad, no la habrá más adelante. Eso puede funcionar si ninguna de las dos personas considera el sexo como parte de una relación fructífera. Algunas personas permanecen en este tipo de relaciones porque disfrutan la compañía y la amistad de la otra persona. Una relación sin una vida íntima muy inspirada puede traer niños al mundo y luego acabar de forma amistosa porque la amistad siempre fue la parte más fuerte de la relación. Sin embargo, para muchas parejas, la falta de sexo hace que a veces uno de los dos miembros lo busque por otra parte, lo cual tal vez conduzca al fin del matrimonio”. ― Sadler.

5. Ha pasado por varios divorcios

“Hay un dicho que reza: ‘A veces el problema no son los ex, sino tú’. Por desgracia, tenemos clientes reincidentes. Quienes pasan por varios divorcios suelen casarse y divorciarse rápido. Para algunas personas, solo el hecho de estar casadas les hace sentir que encajan” ― Randall Kessler, abogado de divorcios.

6. Deja entrever que su vida financiera es un caos

“Ten cuidado si tu nueva pareja te da señales contradictorias sobre su estabilidad financiera. Quizás a él le guste invitarte a cenas o hacerte regalos, pero al mismo tiempo le han cortado la luz de la casa, o quizás ella sigue esperando un respiro financiero que nunca llega porque está siempre tratando de remediar las malas decisiones financieras que tomó en el pasado. ¿Cómo afecta esto cuando formáis una familia? Una de mis clientas se veía obligada a manipular constantemente las finanzas familiares para cubrir los despilfarros de su exmarido. El resultado era que ella tenía que intentar poner límite a sus gastos, el resentimiento fue aumentando entre ellos y hubo un divorcio engorroso con deudas”. ― Richardson.

7. Está “técnicamente casado/a pero separado/a”

“Es una alarma obvia si la otra persona no te dice que está casada. Sí, a veces pasa. También es una mala señal si no te lo dice hasta que ya estáis en plena cita o incluso en la segunda o tercera cita. Y entonces tu cita te explica que está ‘técnicamente casada pero separada’. Eso, en definitiva, es que sigue teniendo cónyuge. Mal asunto. Como poco, está teniendo problemas para terminar su matrimonio, lo que significa que su cónyuge o ambos están enfadados, discuten o son incapaces de alcanzar un acuerdo. En el peor de los casos, miente sobre lo de estar separados”. ― Kessler.

8. Bebe mucho alcohol

“No hay nada malo en tomar una copa o dos en la cena, pero si sales con alguien que bebe mucho, especialmente si son bebidas fuertes, y cada vez que os veis, no es una buena señal. No importa que esa persona nunca llegue a emborracharse. En las etapas iniciales del alcoholismo, la tolerancia de una persona aumenta. Si una persona bebe mucho, el hecho de que ‘aguante’ a menudo significa que va de camino a convertirse en alcohólica. Acuérdate de llevar la cuenta de esas bebidas”. ― Covy.

9. Quiere que estéis juntos en todo momento

“Cuidado si la otra persona quiere demasiado de ti y demasiado pronto. Tu nueva pareja puede llegar incluso a convencerte de que ya estáis muy unidos, aunque os acabéis de conocer hace poco. Es peligroso para la relación empezar a salir por desesperación. Quizás sientas que es una historia de amor apasionada cuando te veas de repente pasando cada minuto junto con tu nuevo ligue. Hay una sensación de fusión con la otra persona que llega a ser maravillosa si sucede en determinados momentos. No obstante, cuando esa fusión se prolonga en el tiempo, supone un peligro. Esta es la clase de relación que se puede volver volátil y hasta violenta cuando uno de los miembros empieza a necesitar algo de espacio propio y diferenciación del otro miembro. Hasta que uno no se sienta seguro en sí mismo, probablemente le convenga tomarse un tiempo sin citas y trabajar en su autoestima”. ― Sadler.

 

Este artículo fue publicado originalmente en el ‘HuffPost’ Estados Unidos y ha sido traducido del inglés por Daniel Templeman Sauco.

Also on HuffPost

ESPACIO ECO