Nuria Rivera: "La obsesión no es amor"

Entrevista a la autora de novelas románticas, que acaba de publicar su primera obra en papel, 'Esa locura llamada amor' (Vergara).
Nuria Rivera.
Nuria Rivera.

El de Nuria Rivera es uno de los nombres que más suena en el mundo de la literatura romántica. Con seis libros digitales a sus espaldas, hace un par de meses publicó su primer libro en papel Esa locura llamada amor (Vergara) una obra que se mueve perfectamente entre las historias contemporáneas y las históricas.

Rivera responde a todas nuestras preguntas sin censuras. Hablamos sobre la reputación de las novelas románticas: ¿son menos serias? Nos cuenta en qué se inspira y, tal y como afirma el título de su nuevo libro, queremos saber si pensará que el amor es una locura.

¿El amor es una locura?

Una bonita locura. Cuando uno está enamorado su estado emocional y bioquímico se altera. Es un momento en el que somos capaces de hacer cosas que no haríamos en otro instante. El amor hace que estemos más contentos y seamos más felices. Hay muchos tipos de amor. Pero el amor mal entendido, el que se convierte en obsesión, puede enfermarnos. La obsesión no es amor.

¿Qué te inspiró a escribir esta historia?

Se unieron varios factores. Quería participar en el concurso de Vergara y analicé sobre qué podía escribir. Siempre había escrito novela contemporánea, novela psicológica o thriller y romántica. Así que cambié de registro al romance histórico, y como soy una enamorada de mi ciudad pensé un momento bonito y no encontré otro mejor que la Exposición Universal de Barcelona en 1888. Esto lo uní a una idea que me rondaba desde hace tiempo quería escribir sobre la psiquiatría y psicología en el siglo XIX. Así que pensé, ¿qué ocurriría si junto a un médico y una modista? Así nació la historia de Inés y Gonzalo.

¿Qué se va a encontrar el lector en el libro?

Es una buena pregunta porque Esa locura llamada amor no es solo una novela romántica. Es una novela que habla de las costumbres y normas de la época, de la diferencia de clases, de la amistad, de la familia, de la reivindicación de los derechos de las mujeres en aquella época, del auge de la industria textil en Barcelona y los hospitales para enfermos mentales y sus tratamientos. Presenta una ciudad en crecimiento debido a la Exposición y reúne todos los monumentos creados para la ocasión y que, la mayoría, aún están en pie y podemos visitarlos. Habla de amor, pero también de otras cualidades humanas que se confunden con el amor.

“¿Están equivocadas todas esas féminas? ¿Leen cosas absurdas que nos las haga crecer?”

¿Qué ingredientes tiene que tener para ti una buena historia?

Una trama solida, unos personajes atrayentes y una buena ambientación. Pero esto no es nada sin una buena narración y sin documentación. La mala o nula documentación lleva al traste a una novela. El cómo se narra (la manera de contar una historia, el estilo) es lo que marca la diferencia, donde el escritor deja su huella.

El género de romántica es uno de los más vendidos y a veces lo toman como algo poco serio, ¿qué opinas tú?

Tendríamos para un debate. Las estadísticas dicen que las mujeres son las que más leen y lo hacen sobre todo en el género romántico. ¿Están equivocadas todas esas féminas? ¿Leen cosas absurdas que nos las haga crecer? Creo que la novela romántica cada vez está mejor armada y permite que se sueñe, se proyecte, que vuele la imaginación (es lo que persigue todo libro). Quizá no se la toma en serio porque se habla de sentimientos, de pulsiones (amor/odio) y la gente tiene problemas con esas cosas. La verdad es que no sé muy bien porque se la valora menos que a otros géneros y duele que todavía hay muchos lectores que la tratan de forma peyorativa, llamándola novela rosa y restándole valor: “Ah, pero es romántica”. ¿Qué significa ese pero? Quizá que lo verdaderamente bueno y brillante, lo que vende es un bestseller (donde la acción es trepidante), escribir sobre sagas familiares, intrigas políticas, investigaciones secretas a gobiernos; complejas tramas que no entiende nadie y que muchas ni se resuelven bien en vez de algo tan mundano como hablar de sentimientos y la relación entre dos personas.

Por suerte cada vez hay más autores y lectores hombres que rompen el estereotipo de: “es lectura femenina de/para mujeres”

De lo que la gente no se ha dado cuenta es de que, en todo buen libro, sea del género que sea, siempre hay una historia romántica que cruza la trama. Y que Shakespeare de todo lo que habla en sus magnificas obras es de amor y romance de todo lo que este afecto convulsiona al ser humano.

También publicas en digital, ¿cómo es la experiencia?

Empecé a publicar en digital con la editorial Selecta. Ella me abrió las puertas y ahí tengo un lugar importante, le estaré eternamente agradecida. He de decir que la experiencia de ver tu libro en eBook te emociona mucho, pero el gran sueño de todo escritor es hacerlo en papel, ver tu libro en la estantería de tu librería habitual.

Sin embargo, he publicado seis ebooks y gracias a ese trabajo he podido llegar a publicar Esa locura llamada amor en papel. Porque la mirada de lo que vale, lo que te da la etiqueta, desde fuera, de «escritora» parece que es publicar en papel. Si tu libro no está en ese formato es como que no te toman en serio, ni te ven.

Creo que hoy día publicar un libro es más fácil que hace unas décadas. Hoy existe la autopublicación (donde hay grandes autoras con grandes novelas y otras no tanto; de todo, como en las editoriales) que dio fuerza a muchos autores para poder mostrar sus obras al mundo. La evolución del mundo digital permitió los e-readers y la publicación de libros en ebooks creció, llegando a mas lectores. Quiero pensar que la calidad cada vez es mejor porque es una ofensa para el lector mostrar un texto (en ebook o en papel) mal escrito, con faltas de ortografía o sin seguir las normas literarias de escritura. Yo elegí tener el respaldo de una editorial, hace que no me sienta sola en ese proceso.

¿Lees más en papel o en digital?

Leer en papel es una gozada. El olor del libro, pasar las páginas… es como un pequeño ritual, pero con la vida que llevo me es más fácil y práctico leer en eBook. Siembre llevo mi e-reader en el bolso y ahí tengo un montón, pero un montón, de libros. En casa, si puedo, me gusta leer en papel, porque soy de las que anotan cosas en los márgenes o subraya frases. Pero reconozco que hoy en día leo más en digital que en papel, sobre todo a compañeras de editorial que su libro solo está en eBook.

“De lo que la gente no se ha dado cuenta es de que, en todo buen libro, sea del género que sea, siempre hay una historia romántica que cruza la trama.”

Escribes contemporáneo e histórico, ¿con cuál te desesperas más?

Depende del momento de la trama en que me haya atascado. En novela histórica una vez aceptas las normas sociales, el momento, lo que puede ocurrir y lo que, no hay problema. En contemporánea igual. Lo que más me desespera es cuando lo que yo he pensado va por un lado y los personajes me llevan por otro, se niegan a actuar o decir lo que había diseñado y eso me hace reestructurar la escaleta. Pero prefiero seguir al personaje que no meter algo porque yo, autora, decido que quiero decir eso, que pase tal cosa o actúen de determinado modo. He descartado escenas preciosas (o yo las veo así) solo porque no congeniaban bien con el carácter que le había dado al personaje.

Un consejo para alguien que quiera escribir romántica...

Que lea romántica. Romántica actual y romántica de épocas pasadas (histórica y contemporánea). Qué beba de las grandes autoras (es un consejo que me dieron a mí) y que empiece a escribir. Solo así sabrá qué dicen, cómo lo dicen otras autoras/es. Que se marque unos objetivos y que deje salir al escritor/a que lleva dentro. Porque al escribir no se desprende uno de su personalidad. No debe copiar la realidad, sino narrarla, y si le limitan sus técnicas narrativas, que aprenda y se forme. Y todo eso a la vez que escribe.

¿Qué te gusta más leer?

Depende del momento. Hay ratos que me apetece histórica, otros contemporánea (a veces es según el autor/a que he elegido). Muchas veces leo a compañeras/os de editorial y otras me embarco en un buen thriller que me mantiene en vilo hasta el final.