Te ayudamos a entender la paradoja de la tolerancia de Karl Popper sin que te explote la cabeza

Nadie dijo que fuese fácil hablar de filosofía en televisión. ¿Verdad, Daniel Grao?
Daniel Grao, en HIT (La 1 de TVE).
Daniel Grao, en HIT (La 1 de TVE).

Quién le diría al filósofo austríaco Karl Popper que se iba a convertir en trending topic 75 años después de formular su teoría de la Paradoja de la Intolerancia... Y todo porque el profesor de la serie HIT de TVE, interpretado por el actor Daniel Grao, ha defendido su paradoja de la tolerancia en prime time el día del gran estreno de la serie.

Menos de 24 horas después de la emisión del primer episodio de la serie, Popper ya había aparecido mencionado en más de 8.000 mensajes en Twitter y muchos de los que lo mencionan aseguran que Grao no entendió el discurso del austríaco. Y, en cierto modo, es cierto.

“El discurso de la paradoja de Popper viene a decir que para tener una sociedad tolerante hay que ser intolerante con los intolerantes”, explica el filósofo Manuel Cruz a El HuffPost, y confirma así que Grao entendió la primera parte de la paradoja.

″¿No sabes la paradoja de la tolerancia? Si queremos una sociedad tolerante, habrá que ser intolerante con la intolerancia”.

Popper plasmó esta teoría en su libro La sociedad abierta y sus enemigos, publicado en 1945. Según escribió, “la tolerancia ilimitada debe conducir a la desaparición de la tolerancia… Tenemos por tanto que reclamar, en nombre de la tolerancia, el derecho a no tolerar la intolerancia”.

Ahí la paradoja: para tener una sociedad tolerante, hay que llegar a hacer justo lo contrario. Porque Popper decía que si se tolera a los intolerantes, entonces éstos acabarían imponiéndose y eliminando la tolerancia como principio y valor de una comunidad.

El problema está en la segunda parte de la intervención de Grao, en la que según muchos la cadena pública aprovechó para hacer partidismo y en la que el actor muestra no haber entendido bien la paradoja.

“Esto últimamente no se entiende mucho y hay quien cree que el fascismo es una opción más”.

Popper fue mucho más cauto en su discurso, que históricamente se ha usado erróneamente para justificar ciertos actos. “Esto no quiere decir que siempre debamos impedir la expresión de concepciones filosóficas intolerantes; mientras podamos contrarrestarlas mediante argumentos racionales […], su prohibición sería, por cierto, poco prudente”, escribió el austríaco.

Para Popper, el único motivo para ser intolerante con otro intolerante es que éste recurra a la violencia y no argumente en el espacio de las razones. El filósofo Miguel Á. Quintana Paz lo explica bien en este vídeo publicado en enero de 2019 en The Objetive: “Esta frase no nos debe permitir acallar a los demás, al contrario, nos debe estimular a discutir con los demás”.

Popper resumen su teoría en una sola frase: “Tenemos por tanto que reclamar, en el nombre de tolerancia, el derecho a no tolerar la intolerancia”.

Mejores frases de Merlí