POLÍTICA
11/09/2020 07:44 CEST | Actualizado 11/09/2020 08:00 CEST

Rajoy, sobre la operación Kitchen: "Yo no soy ya un personaje público"

El expresidente, en estado puro...

ASSOCIATED PRESS
Mariano Rajoy, en las instalaciones de Freixenet de Sant Sadurni d'Anoia, el 13 de diciembre de 2017. 

Las primeras palabras de Mariano Rajoy para valorar las escandalosas revelaciones de la trama Kitchen han sido para echar balones fuera. El expresidente del Gobierno por el PP ha tenido un encuentro fortuito en una cafetería del centro de Madrid con una periodista de El País, que lo ha abordado sobre el asunto, y ha respondido con una frase muy suya: “No me haga preguntas porque no las voy a oír. Y así no podrá usted decir que no le he respondido”. “Yo no soy un personaje público, ya no”, ha añadido, ante la insistencia de la informadora. 

No hay más. Y por sus palabras, no habrá más, pese a la tormenta que está soportando su partido, del que fue presidente justo en el tiempo que investiga esta causa: el entramado ordenado supuestamente desde el Ministerio del Interior bajo su mandato en Moncloa para espiar al ya estesorero del PP, Luis Bárcenas, en un intento de tapar y ocultar todo lo que pudiera servirle para tirar de la manta.

Hasta 71 agentes trabajaron en esta red parapolicial, en la que se mezcla el excomisario José Manuel Villarejo, que contactó con el chófer de Bárcenas para hacerse con documentos del extesorero, ahora en prisión. Y más de 53.000 euros de los fondos reservados se destinaron a pagar esta vigilancia, según los investigadores. 

Más allá de la coincidencia temporal de que Rajoy fuese líder del PP y presidente del Gobierno en los tiempos en los que esta trama usaba medios del estado para desentrañar causas de partido, contra el político gallego se suma ahora un informe de la Unidad de Asuntos Internos de la Policía Nacional que apunta la posibilidad de que Rajoy tuviera “conocimiento” del entramado para arrebatar a Bárcenas documentos comprometedores de la financiación del partido, y evitar así que llegaran a la Audiencia Nacional

Según el citado documento, la trama estaba coordinada por el que en aquellos años (2013-2015) era el secretario de Estado de Seguridad, Francisco Martínez. Sin embargo, hay otras dos figuras que sobresalen en las conclusiones policiales: una es El Asturiano, un “conocedor” del entramado, y que según la Fiscalía Anticorrupción era el alias con el que algunos investigadores denominaban a Rajoy; y la otra es El Largo, que sería el abogado Javier Iglesias, al que el excomisario Villarejo y otros implicados señalan reiteradamente como nexo con el expresidente. 

Estos datos proceden del informe de la Fiscalía Anticorrupción, que ha soluditado en un informe la imputación de Jorge Fernández Díaz y María Dolores de Cospedal, es decir, del ministro del Interior puesto por Rajoy y de la secretaria general del PP en la cúpula que el propio Rajoy encabezaba.

Por ahora, el actual mandatario del PP, Pablo Casado, ha rechazado valorar estos hechos e insiste en que, en la época investigada, él no era más que un diputado por Ávila.

 
Photo gallery Caras de Rajoy escuchando a la oposición See Gallery