Espantada de los habitantes de la megaciudad artificial de Arabia Saudí

Espantada de los habitantes de la megaciudad artificial de Arabia Saudí

Y no es el único recorte que ha sufrido el proyecto.

Las obras en The Line, la megaciudad futurista en Arabia Saudí.YouTube

The Line, la megaciudad futurista en el desierto de Arabia Saudí, ha sufrido un inesperado revés. Los constructores esperan que la primera fase, denominada Neom, esté terminada en 2030, pero las previsiones sobre los primeros ciudadanos ha descendido.

La cifra de residentes que se esperaba que vivieran allí para esta fecha en una previsión inicial era de 1,5 millones de personas. Pero ahora las autoridades han rebajado el número a menos de 300.000 personas, según ha informado a Bloomberg una fuente relacionada con el proyecto.

Este no es el único recorte que ha sufrido el proyecto, que también ha rebajado los kilómetros prometidos para esa misma fecha, que de 170 han pasado a 2,4 kilómetros. A pesar de estos inconvenientes, las obras continúan en el túnel gigante de Neom, como informó el mes pasado la Embajada de Arabia Saudí en España en su perfil de la red social X. 

Según señalan, varias empresas españolas, como FCC, han culminado el 25% de las obras de uno de los túneles de Neom de 8,7 kilómetros que se encuentra ubicado dentro de la capa The Spine y que se destinará a trenes de alta velocidad, vehículos de transporte y trenes de mercancía para conectar la zona de The Line con la ciudad flotante Oxagon.

Fuentes del Gobierno de Arabia Saudí informaron al mismo medio de que en 2030 estarán completados 2,4 kilómetros de este proyecto faraónico pese a que el objetivo inicial era que las obras de The Line estuvieran ejecutadas al 100% para esa fecha.

Infiltrados
Un proyecto de Ikea

Según un documento al que ha tenido acceso el mismo medio, la consecuencia directa de que únicamente vaya a completarse la construcción de 2,4 kilómetros (más allá de ese gran descenso en la población esperada en The Line en 2030) es que al menos un contratista ha comenzado a despedir a parte de los empleados que trabajan en la obra.