Rusia puede quedarse sin tanques más pronto de lo esperado

Rusia puede quedarse sin tanques más pronto de lo esperado

El ritmo de producción es mucho más lento que la tasa de destrucción.

Tanque ruso en la nieveGetty

La invasión de Rusia a Ucrania está durando más tiempo del que Putin preveía. Y eso está causando que la munición y los vehículos de combate se estén acabando. La industria militar rusa trabaja sin descanso para poder seguir apoyando la guerra que comenzó hace ya más de dos años.

Pero hay malas noticias para Rusia. Según Forbes, el Kremlin se quedará sin tanques y otros vehículos de combate a mediados del próximo año. Todo ello pese a que cada año salen de las fábricas entre 500 y 600 tanques y 1.000 vehículos de combate.

El problema es que las pérdidas anuales de Rusia en Ucrania superan ampliamente estas cifras, así que llegará un punto en el que el Kremlin se quedará sin tanques y vehículos de combate para continuar en el frente. Aunque, como indica Techonology.org, es muy complicado saber cuál es la tasa real de producción de Rusia y si el ritmo de fabricación puede variar debido a ataques ucranianos.

No es el único obstáculo al que se enfrenta Rusia: el número de tropas aumenta pero no tienen suficiente material para hacer frente a los ucranianos. El ritmo de pérdidas aumenta mientras que la producción de estos vehículos se ha estancado. 

La fuerza de nuestro futbol
Un proyecto de Santander

La solución que plantean desde el Kremlin es rehabilitar viejos vehículos, aunque su efectividad no es muy alta. Cualquier dron antitanques puede derribarlos fácilmente. También están enviando al frente camiones Ural no blindados, además de motocicletas que se están usando para misiones casi suicidas.