Las 10 grandes mentiras de la película de Napoleón que indigna a Francia

Las 10 grandes mentiras de la película de Napoleón que indigna a Francia

El filme del director Ridley Scott, protagonizado por Joaquin Phoenix, ha suscitado numerosos comentarios y debates sobre el rigor histórico.

Fotograma de la película 'Napoleón', de Ridley Scott.

El regreso del director Ridley Scott al drama histórico con la película Napoleón llegó a los cines españoles el pasado viernes. Esta versión del líder militar francés en su ascenso a emperador interpretado por Joaquin Phoenix —y Vanessa Kirby en el papel de Josefina— ha suscitado numerosos comentarios y debates sobre el rigor histórico. 

Napoleón parece no haber convencido a la crítica, especialmente en Francia. Numerosos expertos han criticado la cinta, y no solo por las imprecisiones históricas que ya señalaron anteriormente algunos expertos. El diario Libération aseguró que la cinta estaba "muy segura de su inanidad", mientras que Le Monde recalcó la "simplicidad" de la visión de Scott. Le Figaro aprovechó para publicar una revista de edición especial sobre Napoleón y contaron con el testimonio de Thierry Lentz, director de la Fundación Napoleón, que calificó la actuación de Joaquin Phoenix como "un poco vulgar, una un poco grosera, con una voz que no encaja en absoluto".

"Esta película, muy antifrancesa y muy proinglesa, tiene sin embargo un espíritu poco inglés, porque los ingleses nunca han comprometido su admiración por su enemigo", dijo el historiador Patrick Gueniffey en la revista Le Point. "Es difícil no considerar este acercamiento como la venganza histórica del inglés Ridley Scott. ¿Un Austerlitz del cine? Más bien Waterloo", valoró el semanario satírico Le Canard Enchaîné.

Ante esto, Alberto Cañas, historiador y Doctor especializado en la figura del líder francés, ha explicado para Fotogramas cuáles son los 10 errores "imperdonables" en términos de veracidad. Aunque también ha matizado que "es imposible que sea 100% fiel porque no se pueden meter 25 años en dos horas y media". 

Pero antes Cañas ha destacado lo más positivo: "Por ejemplo, en los uniformes y trajes sí que es fiel, aunque el filtro lo estropee. Me imagino al pobre asesor de vestuario, que ha investigado para que luego le metan un filtro y que siempre parezca que son las cinco de la tarde de un día oscuro de invierno. El bicornio es algo desproporcionado, pero no demasiado, y sí que estuvo a punto de morir varias veces".

"Napoleón es el segundo personaje con más películas después de Jesucristo", ha continuado Cañas. "Eso es un dato impepinable. Y claro, ya tiene una película sobre él en 1897. Eso nos da idea de la magnitud de su leyenda", ha agregado antes de señalar algunos de los errores que han marcado este filme que ha indignado en Francia: 

1. La fecha de nacimiento y la Malmaison

"Cuando se casan, por algún motivo absurdo, dicen mal las fechas de nacimiento. Entonces, como uno es bien pensante, digo 'hombre, este error de estudiante de primero de carrera, de no mirar bien Wikipedia…' O es un error así, o la otra opción es que Ridley Scott haya seguido esta teoría o bulo de la época, que decía que Napoleón atrasó su fecha de nacimiento de febrero de 1768 a agosto de 1769 porque entre medias Córcega pasó a ser francesa. Antes era genovesa. Y su apellido, antes de ser Bonaparte, era Buonaparte. Me sorprendió que, cuando firman, pusieran mal el año. O es un error muy tonto o, por algún motivo, bebe de una leyenda muy superada y falsa", ha señalado en primer lugar. 

En este punto Cañas también ha resaltado que "cuando sucede el divorcio, Josefina se muda a la Malmaison, una casa que era de los dos aunque casi más de ella que de él. Entiendo que no pudieran rodar en la Malmaison, pero que no la pongan con CGI o algo más parecido… Es que ni se le parece. Buscas una foto y no tiene nada que ver".

2. La ejecución de María Antonieta

Sobre la presencia de Napoleón durante la ejecución de María Antonieta, ha explicado que "eso es mentira, directamente. No estuvo allí". "Tampoco está claro por qué le destierran. Parece que lo mandan a Elba porque pierde en Rusia, y hay un año entre medias. Realmente, es porque en octubre es derrotado en la campaña de Leipzig. Meses después, lo obligan a abdicar por primera vez".

3. El Duque de Wellington

"Wellington y Napoleón jamás se encontraron. Error imperdonable. Lo de que si Wellington le ve en Waterloo con el catalejo, pues no lo sé. Pero nunca se conocieron. Me molestó mucho esa reunión, porque es un error que no hace falta cometer", ha apuntado sobre la escena en el que ambos se conocen. 

4. Jamás cargó a caballo

"El famoso cuadro de Napoleón rampante, es camino de Italia, cruzando los Alpes. Napoleón nunca cargó a caballo. El cartel de la película es falso. También lo es el cuadro de Napoleón cruzando los Alpes. Lo hizo en burro y en unas condiciones mucho más pésimas. Pero así es la propaganda", ha destacado a continuación. 

"No montaba a caballo porque era artillero. Lo de Toulon es artillería, son cañones. Él no es infantería ni marinería, sino artillero. Eso se ve al final de la película, cuando menciona que es un sabio de la geometría. Claro, en la formación académica militar, a los soldados se les instruía de química para saber de pólvora, de geometría y física, para saber dónde y cómo colocar el cañón", ha agregado. 

5. No murió así

"Lo de que se cae de la silla fue el remate final a la indignación histórica. Muere en la cama, enfermo. De hecho, él pide y consigue, que el día que se muera le hagan una autopsia. Tenía muchos problemas de estómago. Lo hace pensando en su hijo, porque su padre había muerto de cáncer de estómago, y lo veía venir, para que su hijo lo supiera. La versión oficial es que tenía la misma enfermedad", ha asegurado. 

6. Un lago helado

"Eso es leyenda. Pero no inglesa, como el cambio de fechas en el nacimiento, sino francesa o imperial. Más que nada, porque el lago está y existe", afirma sobre una de las batallas relatadas en la película. "Hasta donde me he informado, y esto me lo comentó un amigo al ver el tráiler, se ha llegado a drenar el lago y ahí no hay nada. A veces olvidamos que existe la arqueología de guerra contemporánea, de batalla napoleónica, de guerras carlistas… Lo de la arqueología nos suena a Egipto a Roma y tal, pero también hay arqueología de hace 150 o 200 años. Según el historiador Pablo Carrasco, se drenó el lago y ahí no hay nada. Ni restos óseos ni de balas. Lo de las trincheras tampoco pasó, ni en Austerlitz ni en Waterloo".

7. El disparo contra las pirámides

"Hubo una una batalla cerca de las pirámides, tampoco debajo, sino cerca de ellas. Lo de disparar a la pirámide es falso. Es uno de los errores que yo llamo imperdonables, porque no te hace falta. Quiero decir, ¿que haces la batalla debajo de las pirámides en vez de más lejos? Vale, te lo compro. Pero es mentira. ¿Qué pasa? Que la gente que no sepa, porque, repito, la película no está hecha para los que nos dedicamos a esto sino para el público común, se va a quedar con eso en la cabeza de que Napoleón disparó a las pirámides. Es una imagen muy potente, cinematográficamente hablando, pero no hace falta. Puedes hacer una batalla estupenda debajo de las pirámides. Ponlo adelante, vale. Pero no hace falta disparar, que además luego cae una piedra que cae en el jinete. Es innecesario".

8. No abandonó Egipto por Josefina

"En cuanto a la relación con Josefina, se adoraban. Lo de las infidelidades, no lo he investigado, así que no sé si es fiel o no, nunca mejor dicho. Uno de los mayores errores históricos, ya que he estudiado más la parte política que la militar, es que Napoleón no vuelve de Egipto por Josefina. Eso es mentira. Vuelve porque el directorio era un sistema ineficiente, ineficaz y corrupto, con muchos problemas. Tantos, que se plantea llamar a Napoleón para que ponga orden y no se atreve. Napoleón decide volver a Francia, en el viaje de vuelta digamos que se cruzan los dos barcos y luego llega a Egipto la llamada del directorio para que fuera Napoleón. Lo de Josefina ahí no pinta nada", ha relatado. 

9. Lo ponen a hablar inglés

"Es muy chocante. Uno de los epítomes de la francesidad es Napoleón. Y lo pones a hablar inglés, cuando en realidad hablaba francés con un acento italiano bastante fuerte. Resta mucha verosimilitud a la película", ha remarcado, Y ha añadido: "Es como si alguien hace una película sobre la Guerra Civil o el 23F y lo hace en inglés. Será por necesidades de la producción o la comodidad de Scott, pero choca. Lo mismo con el zar ruso, encima sin acento. El único que tiene acento es el papa Pío VII".

10. La coronación

Finalmente, Cañas concluye con la escena de la coronación: "Es verdad que se coronó a sí mismo. Pero eso no fue improvisado. La gente tiene que pensar que las ceremonias se ensayan. El papa sabía que se iba a autocoronar. No queda claro si Scott patina históricamente y hace que Napoleón se autocorone porque le da por ahí en ese momento, o si hay en la versión extendida una escena con el ensayo. Su madre, Leticia Ramolino, sale en la película y en el cuadro, pero ella no estaba. Luego Napoleón idea que pongan a su madre ahí. La relación de él con su madre es compleja, y también aparece en la película".

También te puede interesar...