¿Adiós al DNI? Ya hay fecha para su sucesor digital

¿Adiós al DNI? Ya hay fecha para su sucesor digital

Los ciudadanos europeos tendrán su nueva identidad digital europea en 2026

DNIIban Riu

El DNI tradicional, tal como lo conocemos, puede tener sus días contados. El Documento Nacional de Identidad está en nuestros bolsillos, bolsos y carteras desde 1951, cuando Francisco Franco decidió que los españoles necesitaban portar siempre encima un documento con el que identificarse. 

Antes del DNI, ya habían existido en España la cartas de seguridad, la cédulas de identidad y los pasaportes interiores, certificados que podemos considerar como los precursores del DNI. Aunque en ocasiones autorizaban a su titular a transitar por el interior del territorio español, su carácter era principalmente fiscal.

El primer DNI, de color verde, fue para el jefe del Estado. A su mujer, Carmen Polo, se le asignó el número dos y a su hija Carmen el tres. El primer carné para un ciudadano de a pie se expidió en Valencia el 20 de marzo de 1951.

Desde entonces, han surgido diferentes modelos de DNI hasta llegar al electrónico. Pero dentro de poco tendrá rival, puesto que la Comisión Europea ha dado ya luz verde por fin a la identidad digital europea pronto será una realidad. 

Este nuevo carnet estará disponible desde 2026 y será reconocido en todos los estados miembros. “La adopción del Reglamento Europeo de Identidad Digital es un hito en la transformación digital de nuestra sociedad”, ha señalado el secretario de Estado belga de Digitalización y presidente rotatorio del Consejo de la UE, Mathieu Michel.

Esta identificación digital en forma de aplicación móvil servirá como una "billetera" donde se podrán incluir todos nuestros elementos de identificación (DNI, carné de conducir, tarjetas de crédito, títulos académicos o la tarjeta sanitaria), lo que facilitará diferentes operaciones ordinarias como identificarse en un hotel o alquilar un coche. Además, se podrá controlar qué información sobre nosotros estamos compartiendo. El servicio será gratuito para todas las personas físicas y, al menos de momento, su uso será voluntario

"Cada vez que una aplicación o un sitio web nos pide que creemos una nueva identidad digital o que nos conectemos fácilmente a través de una gran plataforma, en realidad no tenemos ni idea de lo que sucede con nuestros datos. Por este motivo, la Comisión propondrá una identidad electrónica europea segura. Una identidad en la que confiemos y que todo ciudadano pueda utilizar en cualquier lugar de Europa para cualquier tipo de operación, desde el pago de sus impuestos hasta el alquiler de una bicicleta. Una tecnología que nos permita controlar qué datos se utilizan y cómo", señala la presidenta de la Comisión Europea, Ursula Von Der Leyen.

La identidad digital de la UE podrá ser utilizada en muchos casos, por ejemplo: el acceso a servicios públicos (como solicitar un certificado de nacimiento o médico o comunicar un cambio de domicilio), la apertura de una cuenta bancaria, la presentación de una declaración de impuestos, la solicitud de plaza en una universidad, en el país de residencia o en otro Estado miembro; el almacenamiento de una receta médica para poder utilizarla en cualquier lugar de Europa, la demostración de la edad, el alquiler de un coche utilizando un permiso de conducir digital o el registro en un hotel.

Los ciudadanos también podrán demostrar su identidad en todo el territorio de la UE cuando sea necesario para acceder a servicios online, facilitar documentos digitales o simplemente demostrar un atributo personal específico, como la edad, sin revelar su identidad u otros datos personales. Los ciudadanos controlarán plenamente en todo momento los datos que faciliten y con quién se comparten esos datos.