Pedro Sánchez anuncia la subida del salario mínimo a 1.080 euros

Pedro Sánchez anuncia la subida del salario mínimo a 1.080 euros

El presidente ha adelantado el acuerdo con los sindicatos durante su intervención en el Senado.

Pedro Sánchez ha anunciado el acuerdo con los sindicatos para subir el salario mínimo profesional (SMI) hasta los 1.080 euros, un 8% más que el actual. El presidente del Gobierno ha adelantado la noticia durante su comparecencia en el Senado.

"Cumplimos un compromiso de legislatura y un deber con los trabajadores y trabajadoras del país, como es situar el SMI en el 60% del salario medio español, como marca la Carta Europea", ha apuntado Sánchez ante los aplausos de la mayoría de la Cámara Alta. 

También de Yolanda Díaz, vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo, que había llevado la iniciativa en las negociaciones con sindicatos y la patronal, si bien los empresarios han vuelto a plantar a las otras partes en la mesa de negociación convocada este martes. 

Cumplimos un compromiso de legislatura y un deber con los trabajadores y trabajadoras del país
Pedro Sánchez

La subida es la cuarta en lo que va de legislatura, que comenzó con el SMI en 735 euros y que, desde entonces ha vivido aumentos progresivos, siempre entre reproches de la oposición y buena parte de los empresarios. La medida adelantada este martes tiene efectos retroactivos desde el comienzo del año, por lo que se sumará a la nómina de enero.

El presidente ha añadido que el compromiso del Gobierno "no se detiene ahí". "El propósito no se limita a exigir un reparto más justo, sino que las empresas generen más riqueza y que esa riqueza no se quede arriba".

En un discurso en clave muy social, Sánchez ha remarcado instantes antes que "si una empresa gana 600 millones de euros por qué esa ganancia va solo a parar a unos pocos, el consejero delegado, el director financiero, y no a los dependientes, transportistas o reponedores". "¿No tienen ellos parte de ese éxito empresarial? Yo creo que sí", ha añadido de nuevo ante los aplausos de su bancada.

El apoyo 'condicionado' del PP

Posteriormente ha intervenido Alberto Núñez Feijóo para expresar que el Gobierno dispone del apoyo del PP" en lo tocante a la subida del salario mínimo... aunque con matices. "Cuenta con mi apoyo para subir el SMI. Lo contó en el pasado y cuenta este año, aunque se empeñe en negarlo". 

La letra pequeña es que pide "un salario mínimo dentro de un pacto de rentas para todos los trabajadores, es su obligación", como ha espetado Feijóo a Sánchez.

Yolanda Díaz, "contenta" por los trabajadores

Pese a que Feijóo había asegurado que Sánchez le "robaba la foto", la ministra de Trabajo y vicepresidenta segunda, Yolanda Díaz, ha asegurado estar "muy satisfecha" y "muy contenta" con lo anunciado por el presidente. Pero no por el Gobierno sino por los trabajadores, que son "quienes están sufriendo por la pérdida de poder adquisitivo", ha añadido.

Tras asistir al intercambio entre Sánchez y Feijóo, Díaz ha explicado a los medios que se trata de un acuerdo "bipartito" que se ha alcanzado con los sindicatos "en el marco del diálogo social".

Lo ve como un acuerdo "importantísimo" porque el SMI se ha incrementado un 47 %, es decir, 344 euros, "desde que llegamos al gobierno", ha añadido la vicepresidenta. A su juicio, el SMI es "la herramienta más eficaz contra la pobreza salarial" y "la mejor herramienta para la igualdad retributiva entre hombres y mujeres", una brecha que con esta subida se reduce en un 3,7 %, además de que mejora la calidad del empleo joven.

 

Los sindicatos lo celebran, con 'toque' a la patronal

Alegría en la segunda 'pata' de la mesa de negociación. Los sindicatos han celebrado el anuncio de Sánchez como "un acuerdo de máxima importancia para el país", en palanbras del secretario general de CCOO, Unai Sordo. Calcula que el aumento del SMI beneficiará a 2,5 millones trabajadores, de los que el perfil más habitual es el de "una mujer, de entre 16 y 34 años, y con contrato temporal en el sector agrícola o en los servicios".

Los excedentes empresariales están creciendo, los dividendos parece que no tienen fin. Es de justicia repartir la riqueza", ha añadido el líder de UGT, Pepe Álvarez, en referencia a las palabras del presidente del Gobierno sobre el reparto "justo" de beneficios. 

Asimismo, el líder de UGT ha criticado la decisión de la CEOE de no acudir a la reunión, a la que ha recordado que los agentes sociales tienen la "obligación" de cumplir con sus deberes, si bien ha afirmado que espera que la patronal "se reincorpore cuanto antes a las mesas de negociación". 

En la misma línea, el secretario general de CCOO ha pedido a la CEOE "corresponsabilidad" y le ha emplazado a volver a las negociaciones para subir los salarios. "Si esto va de ir a las reuniones cuando hay que repartir ayudas y no cuando toca subir salarios, que lo diga", ha criticado Sordo.

Los autónomos, en contra de una medida "incomprensible" y "desproporcionada"

El colectivo de autónomos encabezados por Lorenzo Amor, presidente de ATA, se muestra desconfiado ante el aumento de salarios y los costes asociados. Aunque el sector apoyaba una subida salarial más leve, Amor ve "incomprensible celebrar algo que pueda ser dañino para el país". 

"Una subida del 8% es bastante desproporcionada y un nuevo palo para autónomos y empresas ante la subida de costes de producción, financieros...".  "Si subir un 8% es tan bueno para el país, no entiendo cómo el sueldo de los empleados públicos solo sube un 3,5%; el problema es que como a los trabajadores les pagan otros y no el Estado pues no hay problema", ha añadido.

MOSTRAR BIOGRAFíA

Miguel Fernández Molina (Sabiote, Jaén, 1987) es periodista licenciado por la UCM. Trabajó ocho años en el medio digital 'Mundotoro' antes de llegar a 'El HuffPost', donde ejerce de responsable de cierre y escribe sobre deporte, internacional y política, entre otros campos.