Sánchez ya no teme las fotos con Puigdemont y Junqueras: "Habrá varias"
guerra en ucrania
Finlandia se venga de Rusia

Sánchez ya no teme las fotos con Puigdemont y Junqueras: "Habrá varias"

El presidente del Gobierno confirma que habrá encuentros con ambos líderes y critica que Feijóo no quiera reunirse con él: "Cuando yo era líder de la oposición, venía a Moncloa"

Pedro Sánchez, durante un actoSOPA Images

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ya da por seguro que habrá reuniones y "muchas fotos" con Oriol Junqueras o Carles Puigdemont a lo largo de esta legislatura como consecuencia del pacto suscrito por el PSOE con ambas formaciones. 

En el tradicional encuentro con los periodistas durante la copa navideña en Moncloa, el jefe del Ejecutivo ha tildado este martes de "normales" esos futuros encuentros y cree que es un paso más para la "normalización" de Junqueras y Puigdemont como "actores políticos" tras el estallido del procés en 2017. “Si aprobamos la ley de amnistía, lo lógico es que yo me pueda reunir”, ha asegurado, sin definir si esos encuentros serán antes o después de que salga adelante esta norma en el Parlamento. 

A preguntas de los periodistas en el corrillo informal, Sánchez ha admitido que no tiene ningún temor ante el coste electoral que las encuestas le auguran por aprobar la amnistía, e incluso bromea con la bajada del PSOE en algunas de ellas. "Vamos a acabar siendo una fuerza extraparlamentaria", ha señalado entre bromas. Es más, el líder socialista ha recordado que, pese a los indultos, su candidatura obtuvo un millón más de votos en las generales del 23 de julio.

Tampoco teme que le pase factura el acuerdo con Bildu para la moción de censura en Pamplona que dará la alcaldía a la izquierda abertzale. Según Sánchez, en la capital navarra se estaba dando hasta ahora una "situación imposible" y de "parálisis" al no contar desde hace algunos años con unos presupuestos aprobados y cree que el acuerdo alcanzado con Bildu es "razonable". En todo caso, Sánchez ha asegurado que este pacto se circunscribe sólo a Pamplona y no afectará, al menos por parte del PSOE, a las otras alcaldías en las que apoyan a UPN y no definirá los pactos postelectorales tras las autonómicas del próximo año.

En lo que respecta a los acuerdos de investidura, Sánchez se ha mostrado en contra de llamar a jueces ante las comisiones de investigación del Congreso, tal y como piden los partidos independentistas. “No estamos para llevar a los jueces al Parlamento”, ha dicho de forma categórica. Una máxima que el ministro de Justicia, Félix Bolaños, también ha defendido en la rueda de prensa posterior del Consejo de Ministros de este martes.

Por lo demás, Sánchez ha anunciado que la crisis del gobierno para sustituir a Nadia Calviño al frente del ministerio de Economía se producirá "a finales de año o principios del que viene" y que Feijóo sigue sin fijar su reunión con él. "La explicación de que no quiera que se celebre ese encuentro es porque no ha aceptado todavía el resultado de las elecciones. Y yo cuando era líder de la oposición iba a las reuniones con el presidente", ha dicho. Sobre la renovación del CGPJ, uno de los puntos clave de la supuesta reunión con el líder del PP, el jefe del Ejecutivo ha reconocido que estudia varias “opciones” para renovar el Consejo General del Poder Judicial, pero traslada “la responsabilidad” al PP del bloqueo que ya se prolonga durante cinco años. 

MOSTRAR BIOGRAFíA

Licenciado en periodismo por la Universidad Carlos III. Actualmente, es redactor de política en El Huffington Post, tras nueve años como coordinador en ABC, cuatro como director digital en el grupo COPE y seis meses en Mediaset. Puedes contactar con él en javier.escartin@huffpost.es