Adiós al AVE: España apuesta fuerte por este nuevo tipo de tren

Adiós al AVE: España apuesta fuerte por este nuevo tipo de tren

La alternativa a la electricidad ya está aquí y nuestro país pretende ser uno de los primeros en los que se consigue implantar con éxito.

Ave RenfeEuropa Press via Getty Images

El AVE podría dejar de funcionar en nuestro país tal y como lo hace actualmente gracias a un innovador y prometedor proyecto que, aunque no ha tenido éxito por el momento en algunos de los países europeos en los que se ha intentado llevar a cabo, en el nuestro podría funcionar.

Los avances que se han producido durante los últimos años en materia de sostenibilidad, con el objetivo de descarbonizar todos los sectores y reducir así las emisiones contaminantes en nuestro planeta, han modificado drásticamente muchas de las costumbres y hábitos de viajar de los ciudadanos españoles.

Por ello, se continúan fomentando los viajes a través de transporte público, y especialmente, aquellos en los que las emisiones contaminantes sean mínimas o nulas. Volviendo al tema que nos incumbe, la noticia se encuentra en que, mientras que todavía se utiliza la electricidad como principal 'combustible' de los trenes, esto podría cambiar en muy poco tiempo.

Actualmente se está trabajando para que los nuevos trenes que operen en España, se utilice hidrógeno en lugar de electricidad, pero sin mermar las grandes virtudes y beneficios, como la velocidad que alcanzan.

Por el momento, el punto negativo de esta opción son los continuos fracasos que ha tenido su implantación en varios países europeos, aunque en España lo hará mediante un proyecto llevado a cabo por diez empresas con financiación pública y denominado Hympulso.

Fracasos en algunos países que lo han intentado

Entre los principales fiascos que ha experimentado esta iniciativa en los diferentes países, destaca el de LNVG en Alemania, cuyas altísimas expectativas no se cumplieron y el proyecto fue desechado. Otros ejemplos los encontramos en Canadá o China, donde estas iniciativas se encuentran en un proceso de evaluación.

En España, estos trenes movidos por hidrógeno son fruto del consorcio FCH2Rail, y que ya completó su primer trayecto el pasado año. A partir de ahora, con la incorporación de hasta 10 empresas españolas, se espera que los resultados sean mucho más prometedores y se logre el objetivo de un tren de alta velocidad impulsado por hidrógeno y sin necesidad de catenarias.

Con este objetivo, las entidades comenzarán a implementar nuevas tecnologías para conseguir un sistema de propulsión basado en combustible renovable aplicables al Talgo 250.

Subvención de 6,5 millones de euros

Talgo es la encargada de liderar el proyecto Hympulso, un proyecto en el que también participan Golendus Ingeteam, Optimus 3D, Repsol y Sener. Además, la Universidad Pontifica Comillas y Tecnalia también colaboran, junto a Adif, que será el observador.

El proyecto contará con una subvención de 6,5 millones de euros, y se enmarca dentro del Programa de Incentivos a la Cadena de Valor Innovadora y el Conocimiento del Hidrógeno Renovable, dentro del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia.

Espacio Eco
Un proyecto de Ecoembes

Con todo esto, el objetivo de Talgo es comenzar a fabricar y probar la tracción con batería de hidrógeno dual híbrida en un tren Talgo 250 fabricado para trayectos largos en tramos mixtos, tanto electrificados como convencionales.