El timbre de esta casa rompe la cabeza a todo el que lo ve: "Qué lío"

El timbre de esta casa rompe la cabeza a todo el que lo ve: "Qué lío"

Como no estés atento, la lías. 

El timbre que ha enseñado @jonybriceno.TIKTOK / @jonybriceno.

Llamar al timbre de una casa es una tarea sencilla... salvo sorpresas. Y últimamente, en los pisos de nueva construcción, hay veces que para saber a qué botón hay que pulsar hay que hacer casi un máster.

En el caso que ha compartido en TikTok @jonybriceno pasa algo un poco diferente: es sencillo saber a qué timbre hay que llamar... pero un pequeño despiste o una falta mínima de observación puede provocar que la persona se confunda.

"Yo de verdad no entiendo. Yo no seré arquitecto ni construyo edificios, pero creo que muchos se sacaron la FP por correo", dice en la descripción del vídeo, en el que señala: "¿Por qué se complican tanto?".

Y se ve cómo en los pisos hay pocas letras y hay puertas que se diferencian simplemente por el signo '. Es decir, hay un 1ºD y otro que es 1ºD', lo cual puede provocar una confusión de la forma más sencilla.

"Tú imagínate que llegues a las 3.00 a entregar a un pedido y que le des aquí, al 1ºD y que no sea 1ºD, sino que sea 1D'. ¿Pero qué lío? Es más fácil poner A, B, C, D, E y ya está. ¿Es tan difícil?", se pregunta.

En los comentarios, un usuario afirma: "Soy arquitecto y se hace así cuando la finca tiene más de 50 viviendas. Así se puede clasificar mejor". "Cuando se diseña un edificio así es porque hay viviendas colindantes, simplemente por eso es necesario hacerlo así", añade.

Espacio Eco
Un proyecto de Espacio Eco

Y otro apunta: "Soy cartero y estoy contigo, letras y números hay infinitos, no hay necesidad de repetir".

MOSTRAR BIOGRAFíA

Rodrigo Carretero es Traffic Editor Manager en 'El HuffPost' y trabaja desde Madrid. Licenciado en Periodismo por la Universidad de Valladolid y Máster en Periodismo por la Universidad Autónoma de Madrid, ha trabajado en 'El Día de Valladolid', en 'El País' y en las radios musicales del grupo Prisa. Puedes contactar con él en rodrigo.carretero@elhuffpost.es