Huffpost Spain

Rescatados: la prima sigue igual (de mal)

Publicado: Actualizado:
Print Article

El Ibex 35 ha sellado con una bajada del 0,54% su primera jornada tras el acuerdo del Gobierno con el Eurogrupo para el rescate de la banca española con una ayuda de hasta 100.000 millones. La prima de riesgo, por su parte, ha subido a 520 puntos, por encima del nivel previo al pacto.

El selectivo madrileño ha sido incapaz de consolidar la euforia inicial con la que estrenó el parqué y que le impulsó un 5% en los primeros compases de negociación y se ha desangrado por la falta de concreción del mecanismo de rescate y la insaciable exigencia de los mercados con España.

La prima de riesgo, que se relajó significativamente en la apertura de los mercados y se estableció por debajo de los 470, marcaba 520 puntos al cierre de la sesión bursátil en el Viejo Continente, lo que supone 30 puntos por encima del nivel previo al rescate y arroja una rentabilidad cercana al 6,5%.

El optimismo de los mercados se ha esfumado ante la incertidumbre sobre el origen de los recursos, del Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (FEEF), actualmente en vigor, o del Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE), facilidad permanente que entrará en funcionamiento a principios de julio.

El quid de la cuestión está en la retribución a los bonistas, que podría verse erosionada en caso de que los recursos procedieran de éste segundo mecanismo, ya que proporciona garantías a los países que participan en él pero hace menos atractivos los bonos españoles para los inversores, lo que también explica el repunte de la prima de España.

Desde Renta 4, Ivan San Félix apunta que entre los 'peros' que han surgido al rescate de la banca española está que aumenta significativamente la deuda del país respecto a su Producto Interior Bruto y tiene impacto sobre el déficit a través de los tipos de interés, que podrían rondar el 3% o el 4%, pero aún se desconoce.

No obstante, el analista recalcó que los inversores han optado por fijarse en los puntos sin aclarar sobre el rescate más que por valorar que rebaja el problema de la capitalización de la banca española y contribuirá a la reactivación del crédito y la regeneración de la economía española.

ESPAÑA HUELE A DESCONFIANZA

"La verdad es que creíamos que el mercado lo iba a acoger bastante bien", sostuvo. "Está claro que hagas lo que hagas, el mercado quedará descontento", valoró el experto, para quien la reacción de las bolsas refleja claramente el sentimiento de desconfianza imperante en los mercados respecto a lo procedente de España.

Desde Selfbank, la analista Victoria Torre destaca que la falta de detalle sobre la ayuda que va a recibir España explica en gran medida la caída del Ibex, ya que "muchas cosas siguen en el aire", como la cantidad de recursos que finalmente recibirá el país o el tipo de interés que se fijará.

El pacto que alcanzó el sábado el Eurogrupo, según Torre, ha hecho que los mercados abrieran muy eufóricos, aunque luego se han relajado al ver que la prima volvía a superar los 500 puntos básicos ante la falta de definición del mecanismo de ayuda.

A su parecer, la euforia de la mañana no tenía mucho sentido, porque el rescate ya se estaba descontando en los mercados, aunque desde Selfbank sí esperaban que parte de la subida de la apertura se consolidara al cierre del parqué madrileño.

A la inconcreción del rescate se ha sumado la rebaja del rating por parte de Fitch a los dos grandes de la banca española, Santander y BBVA, que terminó por dilapidar a última hora los beneficios del selectivo. Santander cedió un 0,27% y BBVA cerró plano, lejos de las ganancias superiores al 4% que cosecharon en un momento de la negociación.

 

Información cedida por ver más