POLÍTICA

Valencia pide el rescate al Gobierno por no poder pagar su deuda

20/07/2012 14:08 CEST | Actualizado 19/09/2012 11:12 CEST
GETTY

Los rescates ya han llegado a las comunidades autónomas. Y la primera ha sido la Comunidad Valenciana, gobernada desde hace 17 años por el PP.

El Gobierno valenciano ha solicitado este viernes la adhesión al mecanismo de la liquidez autonómica aprobado por el Consejo de Ministros en su reunión del pasado 13 de julio para "hacer frente a los vencimientos de deuda en 2012" y, además, poder "atender el pago de otros proveedores, entre ellos las farmacias y muchos otros". En otras palabras: o el Gobierno auxilia a Valencia o la comunidad autónoma no podría pagar a los funcionarios y a sus acreedores.

El anuncio lo hizo en la mañana de este viernes el portavoz del Consell, José Císcar, en la rueda de prensa posterior al pleno, en la que ha destacado que la adhesión a ese instrumento "es voluntaria" y "aporta seguridad en el cumplimiento de las obligaciones financieras de la Generalitat".

EL GOBIERNO, PILLADO POR SORPRESA

"No sé de dónde sale [la petición], eso no es así", aseguró el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros. Montoro recordó que esta semana se están analizando las necesidades de las comunidades autónomas y no confirmó la petición hecha por el Consell.

En una intervención posterior y sin que le preguntase nadie, Montoro rectificó. "No es apelado a ningún tipo de intervención", sino al mecanismo de liquidez, admitió. "Eso también le obliga a nuevas condiciones" a la comunidad Valenciana, advirtió.

Durante la rueda de prensa, el ministro anunció que España seguirá en recesión hasta 2014. Al mismo tiempo, la prima de riesgo se disparó hasta superar por primera vez en la Historia del euro los 600 puntos básicos, unas cotas que sitúan a España más cerca de la intervención completa de la economía.

EL EQUIPO DE FABRA DEFIENDE EL RESCATE

Según Císcar, la medida evitará "el encarecimiento de los préstamos ante una eventual renegociación que ahora no será necesaria" y, por tanto, que la Generalitat tenga que "detraer liquidez de otras partidas del presupuesto", como las destinadas a políticas sociales, "para tener que pagar intereses".

Además, ha informado de que han asumido "voluntariamente" el compromiso de informar mensualmente al Ministerio de Hacienda de la ejecución del plan de ajuste aprobado en abril por el Consell y por el Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF) para evitar que exista "la menor duda" sobre la "buena disposición" de la Comunitat.