POLÍTICA

Almodóvar dice que dirá lo que piensa de un "Gobierno brutal"

24/07/2012 19:25 CEST | Actualizado 23/09/2012 11:12 CEST
El Deseo

Pedro Almodóvar revienta. Y promete hacerlo más. En una nota sobre el rodaje de Los Amantes Pasajeros, en plena producción, el cineasta califica al Gobierno de "brutal" y asegura que aislarse de la deriva que está tomando la economía es su "estado ideal". Almodóvar está "cagado", tanto como para no ver "a nadie" fuera del rodaje, no salir los fines de semana o no hablar por teléfono.

El pasado domingo, sin embargo, sí colaboró en una iniciativa de otros cineastas, actores o bailarines en el que denunció la gravedad de los recortes puestos en marcha por el Ejecutivo de Mariano Rajoy. La más criticada, que ya ha sido motivo de una concentración el jueves pasado, es la subida del IVA desde el 8 hasta el 21%.

En esa reivindicación desde el ámbito cultural, Almodóvar aseguró lo siguiente en declaraciones a El País:

“Estamos en el peor momento de la cultura en democracia. Vivimos una situación peligrosa, no solo para nuestro cine sino para todo el país porque la democracia se ha convertido en algo imperfecto y diminuto que afecta a todas las áreas”

Según él, los recortes del déficit en Cultura no van a conseguir el objetivo previsto, por lo que "lo más honrado sería que [los miembros del Gobierno] dejasen sus cargos en manos del Congreso y de los ciudadanos. Vivimos una situación muy delicada porque lo que está en juego es la democracia. Los resultados para las clases débiles son terroríficos, hay gente al borde de la indigencia”.

El comunicado acaba con una enigmática advertencia. "Desde aquí [su web] diré lo que pienso de este gobierno brutal".

Este es el comunicado, o "parte meteorológico", que se puede encontrar en la web de El Deseo, la productora de los hermanos Almodóvar.

PARTE METEOROLÓGICO DEL RODAJE DE LOS AMANTES PASAJEROS

Alcanzamos la tercera semana sin bajas. Mucho calor, más que en Madrid, dentro del avión, con los focos a punto, alcanzamos los 50 grados. Disponemos de una gran nave para rodar, pero el interior del avión donde transcurre la acción se nos queda chiquito, la grúa prácticamente no cabe y Alcaine se las ve y se las desea para encontrar lugares donde esconder la luz. Los chicos, actores y actrices, no parecen sentir ninguna incomodidad (y las sufren, seguro) pero tienen un entusiasmo increíble. Les apasiona rodar juntos. Lo disfrutan muchísimo. Ya tenemos algunos momentos memorables y eso nos estimula mucho.

A pesar de todo, yo sigo cagado. No veo a nadie fuera del rodaje, no salgo el fin de semana, no voy al cine, ni al teatro, apenas oigo música (recomiendo ELECTRIC GUEST -"Mondo" y de LOWER DENS "Nootropics"), no hablo por teléfono, voy a ver a Chavela los sábados, el resto del fin de semana lo paso con mi gato e inclinado sobre el guión para anticiparme a todo lo que queda.

Reconozco que éste es mi estado ideal, vivir dentro de los estrechos confines de un rodaje. Sabemos que fuera hay clamor, que la situación es pavorosa. Pero en el plató es el único lugar donde no se siente la vertiginosa ascensión de la prima de riesgo. Solo leo los titulares de los periódicos, de camino al estudio.

Un día de estos tomaré conciencia (ya la he tomado, pero la inercia del rodaje lo aplasta todo) y desde aquí diré lo que pienso de este gobierno brutal.

Pedro Almodóvar

24 de julio de 2012