POLÍTICA

El CGPJ aparca la decisión sobre la "patata caliente" de la indemnización de Dívar

30/07/2012 15:03 CEST | Actualizado 29/09/2012 11:12 CEST
GTRES

El Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) aparcó este lunes la decisión de abonar la indemnización de 208.000 euros solicitada por el expresidente de la institución, Carlos Dívar. Gonzalo Moliner, sucesor de Dívar en el cargo, se refirió a la compensación como una "patata caliente" y prometió una decisión, pero no ahora.

De momento, el pleno del CGPJ acordó pedir a Hacienda una ampliación de crédito de 43.000 euros con cargo a presupuesto de 2012 para hacer frente a la indemnización y sólo entrará "al fondo" del derecho en cuanto el Ministerio responda.

Moliner, que se primeramente aludió a Dívar como "este señor", explicó en rueda de prensa el aplazamiento del debate por razones de "técnica preupuestaria. No podemos debatir sobre un tema sobre el que no tenemos posibilidades de decidir", según él.

Moliner hizo estas declaraciones en la presentación del presupuesto para 2013, que incluye algunos recortes como reflejo de la sociedad española, que "está pasando un período de crisis". La portavoz del CGPJ, Gabriela Bravo, aseguró que la institución es "solidaria con la situación" de miles de familias.

Sin embargo, Moliner eludió explicar el reparto de fuerzas en el Consejo sobre Dívar o en qué sentido irá la decisión sobre su solicitud. Preguntado por si en la práctica supone echar balones fuera, Moliner lo negó.

No supone pasar la patata caliente al ministro de Hacienda, porque la patata caliente la tenemos nosotros

Su postura contrasta con lo dicho por él mismo la semana pasada. Entonces, el sucesor de Dívar aseguró que "incumpliría la ley" si no aprobara la indemnización que le corresponde a Dívar como exalto cargo, ya que cumple todos los requisitos exigidos. Este lunes, Moliner anunció que su posición puede seguir siendo la misma u otra distinta, extremo que por el momento se reserva.

VISTO BUENO DEL ÓRGANO ESPECÍFICO

La Comisión de Estudios e Informes decidió la semana pasada, por un ajustado resultado de tres votos a dos, que Dívar cumplía con todos los requisitos legales para cobrar la indemnización prevista por ley para los exaltos cargos cuando han ejercido su función durante más de dos años.

Como presidente del Supremo y del CGPJ, Dívar recibía una cantidad de 130.152 euros brutos al año, por lo que si aprobara el pleno su petición tendrá derecho a percibir en concepto de indemnización el 80 por ciento de sus retribuciones durante un periodo no superior a dos años -208.243 euros-.