POLÍTICA

Anulada la sanción al policía que habló en una asamblea del 15-M en Sol (VÍDEO)

06/08/2012 20:47 CEST | Actualizado 06/08/2012 20:47 CEST

El Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 20 de Madrid ha anulado la sanción de pérdida de cinco días de remuneración y suspensión de funciones impuesta en su momento al policía municipal que tomó la palabra en una Asamblea del 15-M.

El tribunal estima parcialmente el recurso presentado y remarca que la resolución dictada por la Dirección General de Seguridad del Ayuntamiento de Madrid vulnera el derecho fundamental a la libertad de expresión del recurrente. También indica que contra el fallo puede interponerse recurso de apelación ante el mismo Juzgado de lo Contencioso.

Sin embargo, el Ayuntamiento de Madrid no recurrirá la sentencia, por considerar que se trata de una 'estimación parcial' a la demanda interpuesta por el agente. Fuentes de la Policía Municipal de Madrid han dicho que en su sentencia del 11 de julio pasado el Juzgado Contencioso-Administrativo número 20 de Madrid sólo estima una de las tres peticiones del agente, la anulación de la sanción, pero no la indemnización ni la publicación de la sentencia. El Ayuntamiento expresa su "máximo respeto" a la decisión judicial, según las mismas fuentes.

Según recuerda la sentencia, se procedió a imponer unza sanción por falta grave por "abuso de atribuciones" al tomar la palabra por espacio de seis minutos en una concentración llevada a cabo por el movimiento 15-M en la Puerta del Sol el pasado 23 de julio de 2011. En dicha intervención, el agente se identificó desde el primer momento como Policía municipal y, al final de su intervención, exhortó a compañeros del cuerpo a "colgar el uniforme durante un tiempo y pensar", según recoge el relato de los hechos.

El Juzgado explica que, en su deliberación, escuchó la intervención del agente y remarca que, en ella, "no se expresan ideas u opiniones que, como tales, menoscaben le funcionamiento del servicio, ya que se produce con carácter general en términos respetuosos, sin descalificaciones a la institución policial, superiores o compañeros".

Sobre el final de la intervención que aludía a "colgar el uniforme", el fallo remarca que "no es efectivamente" una expresión "afortunada" y que debió omitirse, pero no estima que con ello se pretendiera generar un perjuicio al servicio sino que la califica como una alocución "meramente figurativa y coloquial", con un sentido de llamar a una reflexión política.

En relación a este fallo, la sección sindical de Seguridad y Movilidad de CC.OO del Ayuntamiento de Madrid ha expresado su satisfacción por esta sentencia que, a su juicio, "apuntala aún más" los derechos fundamentales de los que goza la Policía. Además, ha criticado que se pretenda utilizar el "régimen disciplinario para castigar libertades públicas". También han criticado la actitud que tuvo el delegado de Medio Ambiente, Movilidad y Seguridad, Antonio de Guindos, que a juicio del sindicato hizo una defensa de la imputación de "abuso de atribuciones" a este agente en el Pleno municipal del 28 de febrero.