POLÍTICA

Absueltos los acusados de expulsar de una procesión a una menor por llevar falda corta

12/09/2012 14:18 CEST | Actualizado 12/09/2012 14:18 CEST
Granadahoy.com

El Juzgado de Instrucción número 2 de Granada ha dictado este miércoles sentencia absolutoria 'in voce' para los seis miembros de la Junta de Gobierno de la Hermandad de la Virgen de las Angustias de Granada acusados de expulsar de su procesión a una joven, de 15 años, por llevar la falda demasiado corta después de pedir en la Sala disculpas por lo ocurrido.

Los hechos se remontan al domingo 25 de septiembre del pasado año, cuando la procesión de la Virgen de las Angustias comenzó a salir de la basílica. La niña, según el relato del padre, se dirigió junto a las hermanas cofrades para acompañar a la Virgen, aunque en ese momento una de ellas le dijo, "a instancia de otras dos de la junta directiva", que abandonara la procesión porque la falda que llevaba era demasiado corta.

Los padres consideraban que la menor fue expulsada de manera injusta, ya que "el vestido le llegaba por debajo de la rodilla" y además nadie le pidió que se identificara o enseñara su carné de sitio, de modo que "la echaron sin saber su edad, ni si llevaba dinero o teléfono" para contactar con su familia.

El acuerdo ha llegado tras más de una hora de negociación entre las defensas de los procesados y la acusación particular, que ha ejercido la familia de la menor y que ha decidido aceptar las disculpas y retirar su acción penal contra los encausados, de los que uno ya ha fallecido.

DISCULPAS ACEPTADAS

Uno de los abogados de la defensa, que ha ejercido de portavoz del resto de los procesados, ha leído ante la jueza una declaración de los miembros de la Hermandad que "se hacen responsables de las manifestaciones vertidas en el comunicado de prensa publicado el 3 de diciembre de 2011 y en la entrevista en el Granada Hoy el 5 de octubre de 2011" y que "jamás" tuvieron intención de "vejar" a la familia de la menor, ante la que han pedido sus "más sinceras disculpas" si se ha sentido "ofendida".

Tras ello, y guiado por la "buena voluntad" de la familia de la joven, su abogado, José María Suárez, ha dado por aceptadas las disculpas retirando su acción penal, por lo que la jueza, María Ángeles Jiménez, ha procedido a dictar sentencia absolutoria contra los inculpados, a los que se les atribuía inicialmente una posible falta.