POLÍTICA

José Bono renuncia a su indemnización del Congreso al ganar cuatro veces más con sus memorias

28/09/2012 21:33 CEST | Actualizado 28/11/2012 11:12 CET
EFE

El Congreso de los Diputados ha dejado sin recursos la partida presupuestaria de 2013 reservada para abonar pensiones a sus expresidentes toda vez que el último titular, el socialista José Bono, ha renunciado a la indemnización económica que le correspondía y con la que habría percibido algo más de 170.000 euros al cabo de dos años.

El pasado mes de julio, y adaptando un decreto ley aprobado por el Gobierno, la Mesa del Congreso acordó por unanimidad declarar incompatibles las indemnizaciones por cese de los diputados o la del expresidente de la Cámara con cualquier otra retribución que recibiesen, tanto con cargo a los presupuestos públicos como de la actividad privada. Hasta entonces, la incompatibilidad sólo se aplicaba en caso de coincidencia de ingresos públicos.

Para hacer efectiva esta norma, la Cámara abrió un plazo que concluyó el pasado 4 de septiembre para que los exdiputados que recibiesen cualquiera de estas indemnizaciones optasen entre éstas o la retribución de la actividad que estén desempeñando.

Según se informó a Europa Press en fuentes parlamentarias, en esas semanas el órgano de gobierno de la Cámara Baja recibió una comunicación de Bono anunciando su renuncia a la indemnización como expresidente de la Cámara, que como ocurre con otros altos cargos supone percibir el 80 por ciento del sueldo durante dos años.

LA CUARTA PARTE DE LO QUE COBRARÁ POR SUS MEMORIAS

Bono, que estos días esta presentando el primer volumen de su libro de memorias "Les voy a contar", ha confirmado que percibirá unos 800.000 euros por esos 'diarios' que ha publicado la Editorial Planeta.

Tras esta renuncia, a la hora de aprobar esta semana los Presupuestos de la Cámara para 2013, la partida reservada a abonar pensiones de expresidentes, que en 2012 era de 170.000 euros, ha quedado en blanco (cero euros).