NOTICIAS

Venezuela vota en España (FOTOS)

07/10/2012 18:16 CEST | Actualizado 07/10/2012 22:25 CEST
EFE

Cientos de venezolanos han entrado en la sede de la Secretaría General Iberoamericana, situada en el Paseo de Recoletos en Madrid, para votar en las elecciones presidenciales de su país desde España. La embajada de Venezuela en España asegura que un 70% de los votantes registrados ya han participado en el proceso electoral.

Unas 7.562 personas se han registrado para votar en la capital española de un total de 20.300 venezolanos que emiten su voto en España, según datos de la sede diplomática en Madrid. El voto de venezolanos en el exterior representa un 0,5% del registro de electores del país, de éste una quinta parte está en España.

Ginette González, cónsul general de Venezuela en Madrid, asegura que el centro de electoral de Madrid es el segundo más grande después de Nueva Orléans (Estados Unidos). En España, los venezolanos están votando en los consulados de Barcelona, Santa Cruz Tenerife, así como en centro electorales en Bilbao y Vigo.

Banderas, gorras tricolor y camisetas de la selección de fútbol venezolana -la vinotinto- inundan la calle Salustiano Olozaga mientras los votantes esperan en una larga fila su turno. El proceso puede durar entre media y una hora dependiendo de la afluencia de venezolanos. De pronto se escucha algunos gritar: “Se ve, se siente, Capriles presidente”, mientras otro grupo los manda callar y comentan: “Están violando la norma”.

Alrededor de la Secretaría General Iberoamericana también hay encuestadores y algunos grupos que enseñan cómo votar. La ley electoral en Venezuela prohíbe estas expresiones durante la jornada de votación, pero el ambiente festivo desborda la zona. “Está prohibido a 200 metros del centro electoral y hemos pedido a las autoridades locales que nos apoyen, pero aún así lo hacen, no somos tan estrictos como en Venezuela”, reconoce la cónsul González.

TIEMPO DE INCERTIDUMBRE Y OPINIONES DIVIDIDAS

La nostalgia por la tierra se hace presente, por un lado se venden hallacas (un plato preparado con maíz, carne y verduras, envuelto en una hoja de árbol de plátano) y también circulan vendedores de música venezolana, que incluyen llaneras. La espera se aprovecha para comer o encontrarse con viejos conocidos y añorar la patria.

“Las noticias nos hablan de un empate técnico y sabemos que estas elecciones las deciden los indecisos. Y hay más participación porque hay una alternativa real”, comenta Yamila Silva, de 44 años, después de votar. Para ella, que trabaja en la industria petrolera, un cambio de Gobierno sería la mejor decisión que los venezolanos podrían tomar. “Abriría las puertas para reactivar mi trabajo”, reconoce.

La gente nunca se pone de acuerdo en política y en religión, o así lo cree Francisco Prado, de 42 años, que vive en España desde hace 10 años. “Algunos de mis familiares son chavistas y otros no, pero ya no se puede hablar de política sin que el tema nos divida, por lo que hemos decidido no hablar más del tema”, asegura. Sin embargo, para él en mucho tiempo no había existido una alternativa a Hugo Chávez para votar.

Los votos en Recoletos se han emitido desde las 6.00 hasta las 18.00 por medio de papeletas, un sistema distinto al que se utiliza en suelo venezolano donde el voto es a través de ordenadores. En medio de la incertidumbre, los venezolanos esperan entre un cambio de Gobierno o la permanencia de la Revolución Bolivariana.

“Si gana Chávez me sentiría defraudada y triste por mis compatriotas allá. Yo estoy del otro lado del mundo y tengo seguridad y todo. La gente allá no tienen ni los bienes de primera necesidad”, señala Katty Aguero, de 53 años, que ha acudido a votar desde muy temprano con una camiseta que dice “El flaco, presidente”.

Voto venezolano en Madrid

OFRECIDO POR NISSAN