POLÍTICA

Grupos de padres se organizan para cuidar de los niños y poder ir a la huelga (FOTOS)

18/10/2012 13:37 CEST | Actualizado 18/10/2012 13:37 CEST
EFE

Grupos de padres, muchos de ellos en paro, se han organizado para cuidar a los niños que no han acudido hoy a los colegios, secundando la primera huelga convocada por los padres, y realizan actividades lúdicas en polideportivos, locales de asociaciones vecinales o visitas a exposiciones.

Ara García, una madre de una niña de 3 años del colegio San Cristóbal, situado en el barrio madrileño de Chamberí, ha explicado a Efe que "la situación que se vive en muchos hogares es crítica y no tienen dinero para comprar libros y comida, ya que el 70 por ciento de los alumnos tenían becas de comedor, "y este año no se sabe nada todavía".

"Tenemos a 18 niños jugando en un polideportivo y haciendo manualidades, son los más pequeños", mientras que otros grupos de mayores se han ido a visitar una exposición de Gauguin, en el Museo Thyssen.

Padres desempleados, autónomos o personas con distintos turnos de trabajo han encajado su disponibilidad para cubrir el horario de colegio de sus niños.

Incluso, estudiantes de institutos se han ofrecido para entretener a los más pequeños, bajo al supervisión de miembros de las AMPAS, que han recibido las autorizaciones para el cuidado de los niños.

Pero en otros colegios, como el Asunción Rincón, en el mismo barrio que el anterior, no había ninguna alternativa prevista.

Algunos de los padres, que han acudido a las nueve de la mañana a llevar a sus hijos a clase han reconocido que, aunque compartían los motivos de la huelga, no sabían donde dejar a sus hijos esta mañana.

Federico, padre de un niño de 12 años, ha indicado a Efe que vino de Uruguay hace diez años por motivo de la crisis y no descarta que tenga que irse, "porque estamos ante un desastre que parece que va a durar".

"Entretanto, tenemos que educar a nuestros hijos para que sean ciudadanos, y si no funciona el país, tendrán que buscarse la vida en otros sitios". "Tengo que trabajar, afortunadamente, y mi hijo tiene que venir al colegio".