Alfredo Pérez Rubalcaba reapareció. Lo hizo, tras un lunes ausente incluso del Congreso de los Diputados, para arremeter contra el Gobierno en el debate sobre los Presupuestos de 2013 que se celebra en la cámara baja. En una referencia tangencial a la derrota de los socialistas en Galicia y el País Vasco, el líder de la oposición se reafirmó en su orientación política justificándolo por coherencia.

Según Rubalcaba, que aseguró haber leído los presupuestos este sábado y este lunes, "la chapuza sigue siendo una chapuza después de las elecciones", advirtió en referencia a las cuentas públicas. Según el secretario general del PSOE, su partido dice lo mismo antes y después de las elecciones, en Santiago de Compostela, en Vitoria o en Madrid. "Después de perder las elecciones en Andalucía trajeron un recorte de 10.000 millones", reprochó Rubalcaba, en referencia al recorte en educación y sanidad del PP.

El líder de la oposición alertó del riesgo de que Rajoy vea en el resultado de Galicia un refrendo a su política. "Que ustedes entiendan esto como un cheque en blanco. Que en Galicia tienen ustedes un cheque en blanco para seguir recortando"

"No, los ciudadanos nunca dan un cheque en blanco. En democracia, los ciudadanos dan una cuota de confianza", respondió después Cristóbal Montoro, el ministro de Hacienda.

UNOS PRESUPUESTOS "QUE CONDENAN A LA MISERIA"

El líder de la oposición, muy tocado tras la bajada en votos y escaños en Galicia y el País Vasco, subió a la tribuna del Congreso de los Diputados para rechazar unas cuentas públicas que no le cuadran y traerán "más recesión, más desempleo, más desigualdad y mucho más sufrimiento" para los españoles. Servirán para "condenar a generaciones de españoles a la miseria por mucho tiempo".

Rubalcaba intentó sin éxito que el ministro de Hacienda aclarase si va a dejar sin revalorizar las pensiones en relación a los precios o si va a volver a bajar las prestaciones por desempleo, como hizo el decreto presentado en julio. Sobre el contenido de los presupuestos, el líder del PSOE pidió a Montoro que los retire, "que se vaya, coja el presupuesto y vuelva a hacerlo, porque no hay quién se lo crea".

Según Rubalcaba, los presupuestos son "increíbles" y una chapuza como los presentados en marzo, que tuvieron que ser enmendados en dos ocasiones con más recortes. "Llevan 10 meses en el Gobierno y en materia económica todo ha ido peor, sobre todo la vida de los españoles", lamentó. Entre otras cosas, la educación.

"En vez de comparar a los padres de alumnos con Batasuna, que es odioso", el Gobierno debería reflexionar sobre "cómo estará la escuela pública para que un padre le diga a su hijo que no vaya al instituto", aseguró en referencia a las declaraciones de Alfonso Alonso, portavoz del PP en el Congreso y a la primera huelga de estudiantes convocados por los padres de la democracia.