NOTICIAS

El Gobierno convoca al embajador de Israel en Madrid para reprenderlo

03/12/2012 15:40 CET | Actualizado 02/02/2013 11:12 CET
AFP

El Gobierno español ha convocado al embajador israelí, Alon Bar, a una reunión en la tarde del lunes para trasladar su "disgusto" por la decisión del Gobierno de Benjamin Netanyahu de congelar fondos a la Autoridad Palestina y continuar con su política de expansión de asentamientos.

La convocatoria la ha anunciado desde Valencia el ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, José Manuel García-Margallo, que se suma así a la respuesta que han dado otros países europeos como Reino Unido, Francia y Suecia a la reacción de Israel ante el reconocimiento de Palestina como Estado observador no miembro de la ONU.

En declaraciones a los medios de comunicación al término del acto de presentación del nuevo Ford Kuga en Almussafes (Valencia), el ministro ha avanzado que ha dado "instrucciones" al secretario de Estado de Asuntos Exteriores, Gonzalo de Benito, para que convoque a Bar y le haga "partícipe" del "disgusto" de España por la decisión de Israel de retener los impuestos que recauda en nombre de la Autoridad Palestina y seguir con su política de asentamientos en Cisjordania.

CAER EN LA TENTACIÓN

El ministro ha subrayado que si España votó la semana pasada a favor de elevar el estatus de Palestina en la ONU de entidad observador a 'Estado observador no miembro' fue precisamente para que sirviera de "oportunidad para hacer arrancar unas negociaciones que habían estado bloqueadas mucho tiempo" en favor de la solución de los dos Estados, "un Israel seguro y una Palestina viable".

La semana pasada, García-Margallo pidió públicamente a Israel que no cayera "en la tentación de intentar asfixiar financieramente a la Autoridad Palestina" y detuviera la política de asentamientos.

Exteriores ya convocó la semana pasada a Bar para informarle de manera oficial de la postura definitiva que adoptaría España en relación con la votación sobre el estatus de Palestina en la Asamblea General.

En ese encuentro, Bar advirtió al Gobierno de Mariano Rajoy de que apoyar el reconocimiento de Palestina como Estado observador no miembro de la ONU es un "error" porque dificultará, en su opinión, la vuelta a las negociaciones entre palestinos e israelíes.