Huffpost Spain

Barcelona - Real Madrid: El Madrid pasa a la final de la Copa del Rey tras un gran partido (1-3)

Publicado: Actualizado:

No se imaginó el Madrid que terminaría el partido relajado. Nunca pensaría el Barça que pediría la hora para olvidar la derrota. No sospechó el aficionado que nada de esto iba a pasar. Pero pasó.

El fútbol volvió a sorprender en el Camp Nou. No porque el Madrid se impusiera al Barcelona, sino por cómo lo hizo. Sobrio, sólido y resolutivo. Enfrente, un Barcelona que sólo oía el eco de las palabras de su entrenador, Jordi Roura, que trató de caldear la previa poniendo el foco en el árbitro.

Los jugadores culés entraron al campo protestando cada acción y les salió rana. Pese a un buen comienzo, la defensa del Madrid apenas se agrietaba. Conscientes de qué iba a ir la película, los jugadores madridistas se limitaron a esperar los espacios a la espalda del Barcelona.

En una de esas, Ronaldo enganchó el balón, encaró a Piqué y le engañó. El defensa se tiró demasiado pronto y enganchó la pierna del portugués. Penalti y amarilla. Cristiano no perdonó y el Madrid logró muy pronto su objetivo: marcar antes que su rival.

Tocaba remar a contracorriente. El Barcelona estaba fuera de la final y necesitaba marcar dos goles para alcanzarla. La falta de acierto en Milán, donde no dispararon ni una sola vez entre los tres palos, se asomaba como un fantasma sobre el Camp Nou.

Los jugadores del Barça no dieron con la tecla. Messi aparecía a cuentagotas, Xavi no ordenaba el juego y el único que lo intentaba era Iniesta, sólo en el ataque. El descanso llegó con el 0-1 y el Madrid muy tranquilo.

La segunda mitad dejó la misma versión de ambos conjuntos. Los de Mourinho no se descosieron nunca, pese a que los culés apretaron al inicio. Varias ocasiones barcelonistas chocaron siempre con el muro blanco. El Madrid era un frontón y el Barcelona, un pelotari que se iba agotando con los minutos.

Un despeje de la defensa fue a parar a los pies de Di María. El argentino, titular por delante de Kaká, recorrió todo el campo blaugrana acompañado de Puyol, se frenó en seco, amagó con disparar y volvió a arrancar. Puyol cayó al suelo. Di María disparó a portería y se topó con las manos de Pinto, que no atrapó el esférico. Y ahí estaba Ronaldo, que controló, dejó botar la pelota y la metió en la portería.

El Barcelona necesitaba dos goles y la hazaña era casi impensable. Mucho más cuando Varane repitió actuación tras un gran partido en la zaga. Un saque de esquina de Ozïl encontró la testa del joven francés, que puso el balón en la red. Tres goles y tranquilidad para lo que quedaba.

Un cuarto de hora que dio para que ambos entrenadores terminaran de hacer sus cambios y para que Jordi Alba marcara el gol de la honra. Algo impensable cuando Undiano Mallenco, ese enemigo que confundió el entrenador del Barcelona, dio comienzo al encuentro.

Barcelona - Real Madrid
de
Compartir
Tuitear
PUBLICIDAD
Compártelo
cerrar
Esta imagen

Compártelo:

El capitán del Madrid, sobre el próximo clásico, este de Liga: "Saldremos a ganar"

Compártelo:

"Ha sido en el vestuario. Espero que no os haya molestado. Hemos decidido que era un momento para disfrutar"

Compártelo:

"Este partido esperemos que sea un punto de inflexión. Que los madridistas disfruten de esta final. Hemos pasado una eliminatoria complicada. Sabemos que es difícil remontar en Liga. El Madrid no se rinde nunca".

Compártelo:

"No me ha venido a la cabeza el 5-0. Hemos estado muy bien, defensivamente un equipo muy serio y muy sobrio. Hemos sabido jugar nuestras bazas. Hemos ganado en el aspecto táctico y somos justos vencedores de la eliminatoria".

Compártelo:

Hecho insólito que Casillas explica así:

"Hemos decidido que sería buen momento para que el capitán saliese delante de vosotros. Es un buen momento para festejarlo. No hemos conseguido el título. Es un momento para compartir con los madridistas. Para nosotros, tras la temporada en la Liga, nos deja más tranquilos e ilusionados de cara a lo que queda de temporada".

Compártelo:

Dice que el entrenador del Barcelona se apoyaba en la "estadística" al criticar al árbitro. Sin embargo, considera "claro" el penalti de Piqué a Ronaldo, que ha supuesto el primer gol del partido.

Compártelo:

Rosell acepta la derrota y anima a ir "a por la Liga y a por la Champions". Butragueño, por su parte, asegura que ha sido más mérito del Madrid que bajón del Barça.

Compártelo:

El lateral izquierdo ha aprovechado un balón suelto en el área para cruzar el esférico ante Diego López. Con este resultado el Madrid sigue clasificado. El Barça necesita tres goles más.

Compártelo:

Quedan ocho minutos, pero el partido está 'muerto'. El Madrid puede marcar hasta el cuarto.

Compártelo:

Compártelo:

Gritos de "¡Asesino, asesino!" cuando entra Pepe al campo. Sustituye a Ozïl, fundido.

Compártelo:

Compártelo:

Compártelo:

Se han ido Pedro y Xavi, inédito en este partido.

Compártelo:

Compártelo:

Como en la ida, de cabeza, Varane marca otro gol al Barcelona. El Madrid sentencia el partido.

Compártelo:

Compártelo:

Valdano se refiere a las palabras del entrenador del Barça sobre el árbitro

Compártelo:

Compártelo:

Con este resultado, el Barcelona necesitaría tres goles para clasificarse. Entra Villa por Cesc para intentar la remontada.

Compártelo:

Gran contragolpe del Real Madrid. Di María hace un jugadón ante Puyol, dispara a puerta pero rechaza Pinto. El balón cae a Ronaldo, que marca el segundo.

Compártelo:

Gritos de "Villa, Villa" desde la grada. De momento, el asturiano sigue en la banda calentando.

Compártelo:

Compártelo:

Y críticos para el Madrid. Varias ocasiones seguidas de los culés, sin éxito de momento. Gran estirada de Diego López a remate de Busquets.

Compártelo:

Compártelo:

Buena noticia: está Jordi Alba.

Compártelo:

Compártelo:

El Madrid, clasificado al descanso. Se retiran los jugadores al vestuario... salvo Jordi Alba, que ahí sigue, en el suelo.

Compártelo:

El lateral del Barcelona se queja de una entrada. El problema es que se ha hecho más daño golpeándose la cabeza contra el suelo.

Compártelo: