POLÍTICA
03/03/2013 16:15 CET | Actualizado 03/03/2013 16:15 CET

González Pons asegura que "España le ha ganado a la crisis" porque hay "señales" de que la situación "mejora"

EFE

El vicesecretario general de Estudios y Programas del PP, Esteban González Pons, ha afirmado que si España hubiera pedido el rescate o hubiera sido intervenida "el dolor de los españoles sería igual que es hoy el dolor de los portugueses".

En alusión a la multitudinaria manifestación que recorrió este sábado las calles de Lisboa en contra de las políticas de ajuste impuestas desde la Unión Europea, ha recordado que fue el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, el que se opuso al rescate o la intervención de España "cuando desde todas partes" se lo pedían.

"Como mínimo ese mérito hay que reconocérselo a Mariano Rajoy", ha reclamado el dirigente popular, quien ha defendido que este año, coincidiendo con el primero que el PP está en el Gobierno, "España le ha ganado a la crisis", aunque la situación "sigue siendo muy dura" con cerca de seis millones de parados.

Ha destacado que existen "señales" que indican que la situación "empieza a mejorar", y se ha mostrado convencido de que la creación de empleo arrancará cuando la economía empiece a crecer, gracias a la reforma laboral aprobada por el Ejecutivo que ha creado "un mercado laboral competitivo".

González Pons ha afirmado que después de lo que se ha avanzado en este último año, España no se puede permitir "recaídas" y ha defendido que el PP es el único partido "con unidad suficiente" para garantizar la "estabilidad" que el país necesita y así salir de la crisis.

"España no necesita ni romperse ni disolverse ni transformarse" sino una "estabilidad" que genere "confianza" y ha incidido en que la "única salida posible de la crisis está en una España unida y solidaria, en una España rota y egoísta, ni siquiera los nacionalistas se salvarían de la crisis que tendría que venir".

"O salimos todos o de ésta no va a salir nadie", ha puntualizado el popular, quien ha declarado que el país se debate "entre la solidaridad y el egoísmo", y ha añadido que los nacionalistas son "los que están siendo egoístas", y "el egoísmo en política no es democrático".