TENDENCIAS

El antes y después del Rijksmuseum de Amsterdam (FOTOS)

05/04/2013 15:30 CEST | Actualizado 05/04/2013 15:34 CEST

Después de diez años de reformas, el Rijksmuseum, uno de los museos europeos más emblemáticos con obras maestras de Rembrandt, Vermeer o Hals, abrirá sus puertas el próximo día 13, tras la rehabilitación llevada a cabo por los arquitectos españoles Cruz y Ortiz.

Es el final de una larga historia de rehabilitaciones y restauraciones, con conflictos de todo tipo. Las asociaciones ciclistas se quejaron de la modificación del edificio, que les servía como pasaje, y tuvieron que llegar a una solución pactada con ellos. Tampoco fue fácil excavar para bajar varios metros bajo el nivel del mar y conseguir más espacio y altura, lo que requirió la colaboración de ingenieros, buzos, barcos y técnicas de lo más avanzadas.

Cruz y Ortiz se encontraron una estructura del siglo XIX "dramáticamente alterada e irreconocible" y han intentado transformarla en una institución ambiciosa aunque respetuosa con el proyecto original levantado por Pierre Cuypers en 1885, recuperando partes importantes del mismo. Laberíntico y oscuro, el museo que se encontraron los arquitectos españoles estaba "dramáticamente alterado, irreconocible" respecto al original de Cuypers.

La mentalidad calvinista hizo que las paredes se blanquearan y que se eliminara todo tipo de ornamentación. Pero a los arquitectos españoles les esperaba una buena noticia: "La fidelidad de los planos antiguos ha sido una sorpresa para nosotros. Todo se corresponde con lo que está detallado en los mismos", explica Antonio Ortiz.

Estas son algunas fotos del antes y después de la restauración:

El antes y después de Cruz y Ortiz

Y más fotos aún del nuevo edificio:

El nuevo Rijksmuseum