Del "no" tajante de Cristóbal Montoro al 'no descarto' del presidente del Gobierno este martes... y de nuevo al "no" rotundo. El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha asegurado en el Congreso que este viernes el Consejo de Ministros no aprobará subidas de impuestos, un día después de que él mismo anunciase recortes más suaves que los de hace un año y no cerrase la puerta a posibles subidas impositivas.

"No hay impuestos el viernes", ha respondido el jefe del Ejecutivo a los periodistas en los pasillos de la Cámara Baja al ser preguntado si podía lanzar un mensaje de tranquilidad a los ciudadanos por los anuncios en materia de impuestos que se conocerán dentro de dos días.

El propio Rajoy declaró este martes en rueda de prensa que es "probable" que se modifiquen algunas partidas presupuestarias y añadió que el Gobierno no "quiere" subir "tampoco los impuestos como el IVA o el IRPF", pero España depende de "las previsiones y de la senda de déficit público para los próximos años".

UN 2013 QUE NO SERÁ BUENO

Por otra parte, Rajoy ha reconocido que el 2013 "no será bueno" en términos de paro, aunque sí cree que será "menos malo" que los últimos ejercicios, lo que le anima a "perseverar y no volver a políticas caducas y trasnochadas" como las que aplicaron los socialistas.

En respuesta al secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, el presidente del Gobierno ha afirmado que aunque este año no sea positivo en creación de empleo y el paro siga en niveles altos, en el primer trimestre "el incremento del paro fue el menor de los últimos años".

"Evidentemente, no es para estar satisfechos, pero sí indica una mejora en la tendencia que es muy importante. Y le diré también que en 2014 habrá crecimiento y se creará empleo en nuestro país", ha añadido

Por eso, y por los signos positivos que se empiezan ya a ver en algunos datos macroeconómicos (balanza de pagos, déficit exterior, exportaciones, inversiones extranjeras, coste de la financiación o prima de riesgo) "hay que perseverar y no volver a las políticas caducas y trasnochadas" que hicieron los socialistas y que "son las que han traído hasta aquí" al país.

"Lo que tenemos que hacer este año es mantener la política económica que hemos llevado a cabo los últimos meses. Hay que seguir reduciendo el déficit, haciendo reformas estructurales y con la reestructuración del sistema financiero, además de dar la batalla en Europa para conseguir una mayor integración, reformas estructurales y liquidez", ha apostillado.

LA FLEXIBILIZACIÓN LA HEMOS CONSEGUIDO NOSOTROS

Con relación a la flexibilización del objetivo de déficit que España está negociando con Bruselas para este año, Rajoy ha espetado al líder de la oposición "con absoluta franqueza" que fue su Gobierno el que consiguió un margen el año pasado, después de haberse encontrado un desfase del 9% cuando había comprometido un 6%, y que también será su equipo el que consiga ese "entendimiento" con la UE para este ejercicio "si al final se llega a un entendimiento".

"Y no ustedes, que no lo consiguieron nunca. Así que usted no tienen ninguna autoridad para hablarme de rectificaciones en materia de déficit público", ha zanjado el presidente del Gobierno.

Por su parte, Rubalcaba ha comenzado criticando que los españoles se hayan tenido que enterar del cambio en las previsiones de este ejercicio "a través de un periódico estadounidense", al que el ministro de Economía, Luis de Guindos, informó de que la economía caerá un 1,5% este año, el triple de lo inicialmente previsto.

Además, ha señalado que si la economía "va a ir peor, el empleo también va a ir peor de lo que se preveía", algo de lo que todos los grupos parlamentarios avisaron al Ejecutivo durante el debate presupuestario, tal y como ha recordado Rubalcaba. "Teníamos razón, aunque le aseguro que no me alegro nada", ha añadido.