POLÍTICA
06/05/2013 14:17 CEST | Actualizado 06/05/2013 15:04 CEST

Rajoy presume de que evitó "un crack" de la economía española al subir impuestos

Mariano Rajoy lo ha dicho por activa y por pasiva: no quiere subir impuestos, y si toma decisiones en contra de sus deseos es, sencillamente, porque no le queda más remedio.

Este lunes ha sido más explicito durante el Comité Ejecutivo Nacional del PP. Si ha subido impuestos ha sido para evitar el "crack" al que, desde su punto de vista, se enfrentaba España ante la necesidad de aplicar una política de mayores ingresos.

Al ser una medida que no comparte, el líder del Ejecutivo ha garantizado que en cuanto sea posible aplicará la rebaja de impuestos. Será una modificación con un límite que, ha dicho, no va a sobrepasar: en "2015 como tope, los impuestos volverán a la situación anterior, al menos los más importantes", ha subrayado.

Según ha detallado en rueda de prensa la secretaria general del partido, María Dolores de Cospedal, Rajoy ha aludido a "circunstancias" que le obligaron no sólo a incumplir su programa electoral, sino también la promesa de que la subida del IRPF sería temporal y se eliminaría en 2014.

Y AGUIRRE HABLÓ

Cospedal ha señalado en su intervención que la presidenta del PP de Madrid, Esperanza Aguirre, ha expresado durante el Comité su deseo de que el Gobierno baje impuestos. No ha sido la única: "Otras personas, empezando por Rajoy, también han expreseado la idea de que es bueno bajar impuestos y, en cuanto se pueda, se hará".

Aguirre fue la primera en intervenir, tras el discurso del presidente, para pedirle que aproveche que la Unión Europea ha consentido suavizar el objetivo de déficit de España para 2013 para rebajar el IRPF. Concretamente, ha explicado que la holgura en el objetivo de déficit, que pasará del 4,5% del PIB previsto inicialmente al 6,3% debe ser usado para hacer lo que había dicho el PP en campaña electoral: dejar el IRPF como lo encontraron.

En el apartado de justificaciones, Cospedal también ha remarcado que la intención última del Ejecutivo cuando subió impuestos fue "evitar la intervención en la economía española". "El Gobierno lo ha conseguido", se ha felicitado.