POLÍTICA

Los españoles con una titulación superior ganan un 40% más, según la OCDE

25/06/2013 13:01 CEST | Actualizado 25/08/2013 11:12 CEST

Los españoles con una titulación superior ganan un 40% más que quienes se han quedado en la educación secundaria. Esta diferencia en los países de la OCDE sube hasta un 57%, diferencia que se explica porque en España los titulados no siempre encuentran un trabajo acorde con su nivel de estudios.

Así se recoge en el informe Panorama de la Educación 2013: Indicadores de la Educación que ha sido presentado este martes.

El informe, que recoge este año por primera los efectos de la crisis y destaca que la educación "es una protección contra algunos efectos de las recesiones económicas", destaca que incluso en España, donde los niveles de paro superan a los de la OCDE en todos los tramos educativos, se confirma el binomio de "a más formación, menos desempleo"."

Las personas que no cuenten con la preparación básica obtenida en una educación secundaria completa no podrán esperar que sus salarios aumenten a medida que se hagan mayores", insiste la OCDE.

Las personas con edades comprendidas entre los 25 y los 34 años sin educación secundaria ganan el 80% de lo que ganan los que sí la tienen, y los que tienen entre 55 y 64 ganan el 72% de lo que obtienen los que cuentan con esa formación en su misma franja de edad, continúa el informe.

CONTRA EL DESEMPLEO JUVENIL, MÁS FP

España tiene que incrementar el porcentaje de jóvenes con formación profesional de grado medio como instrumento para luchar contra el creciente desempleo juvenil, según este informe.

Solo el 8% de los adultos españoles cuentan con una formación profesional de grado medio, frente a la media del 34% de los 34 países de la OCDE.

El informe destaca que aunque solo el 54% de los adultos (entre 25 y 64 años) tienen una formación secundaria superior o un grado mayor de educación, en los últimos años ha habido un mayor acceso a esos niveles, de lo que da testimonio que el 65% de los que tienen edades comprendidas entre los 25 y los 34 años cuentan ya con esos niveles.

Lo que el informe constata es que la brecha generacional es evidente en todos los niveles educativos puesto que el 39% de la gente entre 25 y 34 años dispone ya de educación terciaria, es decir, tienen una formación profesional de grado superior o estudios universitarios.