El corredor alemán Marcel Kitter (Argos) ha vencido en la primera etapa del Tour de Francia, celebrada sobre 213 kilómetros entre las localidades de Porto Vecchio y Bastia y se coloca de esta manera como primer líder de la edición número 100 de la ronda gala, mientras que el español Alberto Contador se vio implicado en una caída a falta de algo más de tres kilómetros.

Contador no perdió tiempo, pero acabó la etapa con un golpe en el hombro. El final fue, de hecho, un caos porque el autobús del equipo Orica quedó atrapado en la línea de meta cuando los ciclistas estaban cerca del final. La circunstancia estuvo a punto de obligar a suspender el final de la etapa, pero finalmente el incidente se pudo solucionar.

La carrera estuvo marcada por una escapada que empezó casi desde el kilómetro cero. Jerome Cousin (Europcar), Juan José Lobato (Euskaltel), Lars Boom (Belkin), Juan Antonio Flecha (Vacansoleil) y Cyril Lemanc (Sojasun) fueron los primeros 'fugados' de este Tour con ventajas que llegaron a alcanzar los cuatro minutos en algún momento de la etapa.

Al final, con el trabajo de los equipos interesados en llegar al Sprint (Cannodale y Omega Pharma sobre todo), la fuga fue perdiendo paulatinamente tiempo y primero Lobato, que es el primer líder de la montaña, a 60 kilómetros del final y luego los otros cuatro fugados (a 37 de meta) acabaron siendo capturados por el grupo.

De ahí al final, la carrera la marcaron las típicas caídas de la primera semana. En una de ellas (la de Contador), a falta de tres kilómetros, dos de los máximos favoritos, el eslovaco Peter Sagan y el británico Mark Cavendish se vieron involucrados y se quedaron sin opciones de victoria. Sin ellos, Kittel sacó tajada y se llevó la victoria y el primer maillot amarillo.