Huffpost Spain

Los debates del sábado: Bárcenas, Moreno, Bretón y otras cosas a montón (VÍDEOS)

Publicado: Actualizado:
Print Article

La noche de Miss España, además de unas cuantas preguntas trampa para las bellezas oficiales, traía desfiles, sorpresas y un cántico. Las guapas de cada comunidad se arremolinaban en escena para hacer un tema en riguroso playback en el que recitaban: “Esta es la noche / de las estrellas”.

Pues bien, no se dieron este sábado premios a los colaboradores más agraciados ni hubo título de miss simpatía, pero sí estrellas en pantalla. Dos en concreto: Luis Bárcenas, del que se dijo literalmente de todo en ‘La Sexta Noche’ a raíz de la exclusiva de El Mundo sobre sus conversaciones con Pedro Jota; y José Luis Moreno, que habló alto y claro en El gran debate, sin necesidad de apoyarse en Monchito o Macario para dar su opinión.

Del extesorero del PP, amigo de sus amigos y residente en Soto del Real, se comenzó diciendo maravillas… para acabar cuestionando sus mentirijillas. Los primeros en tomar la palabra no fueron los contertulios del programa de Iñaki López, sino algunos reclusos que han coincidido con él entre rejas. El resultado, unánime: es un señor majísimo. Tanto que comparte su ropa con los compañeros –él, que por lo visto ha sido mucho de compartir-, por lo que alguno no dudó en afirmar: “Bárcenas es de puta madre”. Así, con todas las letras.

Poco después de este testimonio, Eduardo Inda revelaba la portada de este domingo de El Mundo: las ‘Cuatro horas con Bárcenas’ que compartió el director de la publicación, que tuvo a bien llamar a ‘La Sexta Noche’ para afirmar dos cosas: una, que las explicaciones que le proporcionó el más popular de los populares no le fueron satisfactorias. Y, dos, que Bárcenas le pareció un hombre “con mucho aplomo”. El mismo que demostró Pedro Jota colgando el teléfono ante una pausa para publicidad.



A los colaboradores del programa les pareció más interesante el subtítulo que acompaña esta información, en el que se revela que Luis Bárcenas habría confesado a Ramírez que el Partido Popular se financió ilegalmente. Algo que Francisco Marhuenda no acaba de ver claro. Como en el ‘Quinto levanta’, pidió que el extesorero tire de la manta y pronóstico, cual Octavio Aceves, que este caso no será un nuevo ‘Watergate’ porque, antes, “habrá que probar algo”.

Elisa Beni consideró que las informaciones de El Mundo ponen en riesgo a Rajoy, a lo que Marhuenda replicó: “Te pierde el deseo”. Salomé García puso en entredicho la exclusiva, afirmando que esto mismo lo negó ante el juez, lo mismo que Antonio M. Beaumont, que recalcó que Bárcenas ha dicho sin rubor una cosa y la contraria. Tanto él como Beni pidieron que hable, sí, pero que lo haga ante un juez y caiga quien caiga.



Un programa, por cierto, que presentó Wyoming, que este sábado no apareció en plató, pero sí una de sus antiguas colaboradoras de ‘El intermedio’. Beatriz Montañez se incorporó anoche a ‘El gran debate’ para suplir las vacaciones de Sandra Barneda. Pero no fue la suya la gran reentré catódica en el espacio de Jordi González. El que volvió a los sábados, y no con ‘Noche de fiesta’, fue José Luis Moreno, una máquina de hacer titulares que lo mismo mentó a Einstein que a la Familia Real, a los que, en su opinión, se abuchea “de forma tierna e ingenua”.

Sobre la crisis, animó al público a “blindarse contra el cinismo” y soltó perlas dedicadas como las siguientes: “Hay señores que nos dan noticias horribles y no tienen ni una sola arruga” o “Los encorbatados de mierda se agarran al poder”. Como acostumbra -con garra, con fuerza-, denunció el 21% de IVA cultural y apuntó a otros objetivos: “Me encantaría que Hacienda entrara con la misma ferocidad en los campos de fútbol”. Eso sí, hizo un repaso por casi cada autonomía para acabar afirmando: “El que hable mal de España, que le vayan dando”. ¡Toma, Moreno!, que le hubiera contestado su otrora inseparable Rockefeller.

A pesar de estos contenidos, La Sexta y Telecinco iniciaron su ‘prime time’ prácticamente a la misma hora y de manera muy similar: diseccionando la última semana del juicio a José Bretón por el asesinato de sus dos hijos. En ambos espacios, hubo espacio, valga la redundancia, para que sus expertas –cada cual, la suya- contaran cómo el acusado se rió por primera vez después de una de las declaraciones. Y en los dos se trataron los supuestos errores policiales en la conservación de los huesos hallados en la finca del acusado.

Eso fue hasta que Serafín Castro, jefe de la investigación, llamó indignado para dejar claro, ante Jordi González y la audiencia, que la perito que identificó los huesos como restos animales nunca quiso rectificar a pesar de que se le ofreció varias veces. El geofísico Luis Avial, encargado de analizar la hoguera –la que concierne al caso y otra que se encendió anoche para explicar su labor-, cerró todo posible debate: “Habéis estado discutiendo durante dos horas sobre el sexo de los ángeles”.

Desgraciadamente, no fue de ángeles el final de la noche en Telecinco, sino de demonios. Sobre la mesa, las agresiones sexuales, con el testimonio de la madre de una de las víctimas del violador del Eixample. Mientras, en La Sexta, Gay de Liébana explicaba las cifras del paro. Otra vez desde Menorca. Y cada vez más rojo, no de afiliación política, sino en su tez. Felices vacaciones para él. Y para todos los que las están disfrutando estos días. Ojalá sus noches sean tan estrelladas como las de las candidatas a Miss España.