POLÍTICA

Conversación de las cajas negras del tren de Santiago: "¿Qué tal vais?" "Bien, ya estamos llegando" (VÍDEO)

31/07/2013 15:28 CEST | Actualizado 31/07/2013 15:28 CEST

"¿Qué tal vais?" "Bien, ya estamos llegando". Esta es parte de la conversación que mantuvo Francisco José Garzón Amo, maquinista del Alvia siniestrado en Santiago, con un operario de Renfe minutos antes del accidente, en el que murieron 79 personas.

Según LaSexta, que afirma haber tenido acceso a la grabación de las cajas negras, quien llamó es un controlador "de Santiago o de León".

Esta sería la conversación que mantuvieron, según la cadena:

"¿Qué tal vais?", le preguntaron al maquinista. "Bien, ya estamos llegando", contestó Garzón. "Cuando entres, hazlo por la vía dos", le indica el supuesto controlador, sobre su llegada a Ferrol. "No te oigo bien", responde el maquinista minutos antes del accidente.

Hasta que el Tribunal Superior de Justicia de Galicia no desveló ayer martes el contenido de las cajas negras, se desconocía la existencia de la llamada que recibió el maquinista de "quien parece ser un controlador", para darle indicaciones del camino a seguir tras llegar a Ferrol.

Nadie, ni el maquinista, ni Renfe, ni el personal de la compañía, informaron de la conversación telefónica ni a la Policía ni en declaración judicial.

Ante el juez, según las declaraciones recogidas por el diario El País, el interventor de Renfe que viajaba en el tren, Antonio Martín Marguán, aseguró que en el Alvia el personal lo componían él mismo, el maquinista, los camareros y un vigilante de seguridad, Celso Castor González, de Prosegur. El interventor declaró que solo se comunicó con el maquinista al llegar a Ourense y el vigilante dijo al juez que habló con el conductor tras el accidente.

La Cadena SER, por su parte, asegura que la Policía ya le tiene identificado y que era un operario que viajaba en el mismo tren.

RENFE, CAUTELOSA

En declaraciones a la Cadena SER, el presidente de Renfe, Julio Gómez-Pomar, no ha respondido sobre la identidad de quien llamó al maquinista, limitándose a decir que "lo relevante es cuál es el tipo de la llamada o cuál es el tipo de información de servicio que se traslada". "Si ha sucedido algo dentro o fuera del tren, que es importante ponerlo en conocimiento, para eso son estas comunicaciones", ha agregado.

Gómez-Pomar dice que la compañía debe ser "muy cautelosa con la información que se traslada y ponerla en manos del juez".