POLÍTICA

El PP bloquea en el Congreso que la apología del franquismo sea delito

10/10/2013 16:29 CEST | Actualizado 10/12/2013 11:12 CET
FFF

El PP no quiere que la apología del franquismo sea delito. El partido mayoritario en el Congreso se ha quedado solo este jueves al rechazar en el pleno de la cámara una moción de CiU pactada con PSOE, Izquierda Plural, UPyD y UPN y apoyada por el resto de la oposición en la que se reclamaba tipificar como delito la apología o enaltecimiento del franquismo, junto con el fascismo, el nazismo y el totalitarismo.

La moción es consecuencia de la interpelación que el diputado de CiU, Jordi Xuclà, dirigió el pasado 25 de septiembre al ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, quien aseguró que estas conductas ya están suficientemente tipificadas en su proyecto de reforma del Código Penal.

La propuesta surge tras varios incidentes relacionados con el franquismo y la extrema derecha. El día de la Diada de Cataluña, un grupo de extremistas entró en el centro cultural Balnquerna de Madrid, donde se celebraba un acto por la festividad catalana. Pocos días después trascendió la trayectoria y valores de Senén Pousa, alcalde de Beade (Ourense) que se define como franquista. La semana pasada, el ayuntamiento de Quijorna (Madrid) permitió un acto de exaltación franquista y nazi en un colegio público.

EL ORIGEN TERRITORIAL COMO AGRAVANTE

La moción pactada por la oposición y rechazada por el PP pretendía trabajar por una reforma del Código Penal en la que los ataques motivados por el "origen territorial" de la víctima o los que sufren las personas sin hogar por el mero hecho de serlo sean considerados agravantes de los denominados delitos de odio, así como incluir a las "asociaciones" entre las víctimas de estos delitos de odio y que éstos se cuantifiquen en las estadísticas.

Se mantiene también la pretensión inicial de CiU de instar al Gobierno a buscar un acuerdo para reformar los tipos penales de los delitos de odio de manera que, entre otras cosas, se castigue a quien vincule a formaciones políticas o instituciones democráticas con el nazismo y el fascismo.

Asimismo, y a instancias de PSOE, IU-ICV-CHA y UPyD, a la moción se añadió una reclamación para incorporar al Código Penal "la tipificación de conductas que impliquen" apología del franquismo, el fascismo, el totalitarismo o el nazismo.

El resultado de la votación no gustó a diputados de izquierda como Alberto Garzón (IU) o Eduardo Madina (PSOE):

TAMBIÉN EL USO DE SÍMBOLOS NAZIS

A propuesta de Izquierda Plural y de UPyD se añadió una petición para que el Código Penal incluya como delito "cualquier acción, propuesta, discurso, propaganda, gesto o símbolo propio o apologético del nazismo y del delito de negación o banalización del Holocausto o de cualquier genocidio".

Por último, solicitaban que se impulsen programas específicos de formación y capacitación de los miembros de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, en colaboración con las policías autonómicas y locales, para hacer frente de forma más eficaz a la persecución de las personas y organizaciones que fomentan, sustentan o promueven ideas o programas políticos basados en la negación de la democracia y el fomento del odio.